domingo, 29 de marzo de 2015

La matemática odiada por Hitler y admirada por Einstein


Si hay un nombre femenino que recordar en la historia de las matemáticas es el de Emmy Noether. Por lo menos para alguien que sabía del tema como Albert Einstein, quien la definió como la «genio creativa de las matemáticas más significativa desde que comenzó la educación superior para las mujeres».
De origen judío, Noether nació en la Baviera alemana hace este lunes 133 años –de ahí que Google lo celebre con un «doodle»– en una familia de matemáticos. Hasta tres generaciones se habían dedicado a los números y ella no quiso ser menos. Aprendió acudiendo a las clases que impartía su padre en la universidad, ya que era una época en la que no se admitían mujeres en las aulas. Iba de simple oyente.
Dada su persistencia, Emmy Noether consiguió que la dejasen matricularse en Erlangen, la universidad de su ciudad natal, donde se doctoró con un célebre trabajo sobre los invariantes. Tal fue su éxito, que el profesor David Hilbert la invitó a impartir una serie de conferencias en Gotinga, aunque no consiguió llevarlas a cabo por la oposición de parte del profesorado. Solo le permitieron acceder a un puesto no oficial de profesora asociada.
Consiguió revolucionar el campo de las matemáticas con teorías sobre anillos, cuerpos y álgebras. También el de la física, con el teorema que lleva su nombre y que relaciona dos ideas básicas: la invariancia de la forma que una ley física toma con respecto a cualquier tranformación y la ley de conservación de una magnitud física. Un teorema que se suele formular como «a cada simetría le corresponde una ley de conservación, y viceversa».

Exiliada en Estados Unidos

Reconocida en su mundo, no lo era por su propia nación, que le dio la espalda tras el ascenso de Hitler al poder. Aquella Alemania no estaba hecha para genios; no si eran judíos y Emmy Noether fue un caso más de los dotados que fueron ninguneados y olvidados. Le fue imposible seguir dando clase en la Universidad de Gotinga tras la aprobación de la Ley para la Restauración del Servicio Civil Profesional, que impedía mantener su puesto a los funcionarios judíos y políticamente sospechosos.
Sin poder dar clases ni conferencias bajo su nombre, Emmy Noether tuvo que exiliarse en Estados Unidos, donde continuó sus estudios y trabajos en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, compaginándolos con su labor de profesora en Bryn Mawr. Allí desarrolló su labor hasta que, dos años más tarde, le descubrieron un tumor pélvico y falleció a consecuencia de la operación.

sábado, 21 de marzo de 2015

Christina Rosenvinge: "Recuerdo la juventud como un periodo tormentoso al que no querría volver"





Christina empieza hablando de cómo ha hecho su disco con la jerga de la producción: "Fui grabando las canciones en un Ipad y haciendo todos los arreglos ahí mismo. No quería perder el carácter sintético. Me interesaba hacer una mezcla entre sonidos más orgánicos y otros más electrónicos....". Es evidente que para ella este proceso es muy importante. "Yo soy muy peculiar, muy maniática y puedo llegar a ser muy obsesiva con el sonido. Trabajar conmigo no es fácil porque quiero que se oiga exactamente lo que hay en mi cabeza". Y con la entrevista le ocurre casi mismo. Quiere que se escuche lo que hay en su cabeza: o sea la música, o sea su pensamiento, sin que los tópicos o las imágenes distorsionen el mensaje.
No me lo dice, pero tampoco hace falta: Christina no soporta que la llamen musa. Cuando dejó el dúo Álex y Christina, después de haber sido una estrella pop, de 'hacer chas' y de competir en la OTI (¿el pasado es surrealista o solo a mí me lo parece?), lo que quería erapoder escribir sus canciones y hacerlo todo a su manera.
Era 1992 y compuso 'Alguien que cuide de mí', ese himno intimista de espíritu folk, queenardece a su fans femeninas. Después voló sola, vivió unos años en Nueva York, colaboró con Lee Ranaldo de Sonic Youth. Hizo discos en inglés, hizo discos en castellano. Tuvo dos hijos con el escritor Ray Loriga; se separó de él; grabó un disco con Nacho Vegas, mano a mano, pero en la prensa seguían refiriéndose a ellos como 'el músico y la cantante'.
¿Qué hace falta para que una rubia sea considerada autora? ¿Que se haga mayor? Por fin en 2011 publica un disco que es saludado por la revista Rolling Stone como una obra maestra y lo mejor del año: 'La joven Dolores'. Pero otros críticos dicen que no, que en realidad su mejor trabajo había sido el anterior: 'Tu labio superior', el álbum posdivorcio.
Ahora tiene 50 años, y se atreve, otra vez, a cambiar de registo. En 'Lo nuestro' (que saldrá a la venta el 7 de abril) juega con sonidos electrónicos buscando un romanticismo industrial, se alía con el chico de moda, Raül Fernández (Refree), hay crítica social, humor e, incluso, una canción como 'La más puta', donde dice: "¡Qué bien se conserva!", murmuran al pasar, y yo cual lata de atún, guardo silencio sepulcral. Y sí, es cierto, se conserva bien y lo sabe.
Mujerhoy. ¿Por qué cambia tanto entre un disco y otro?
C. Rosenvinge. No escribo de manera premeditada, para mí es una respuesta al mundo en el que vivo. En 2011, con 'Canción del Eco' hablaba del narcisismo, el mal de nuestro tiempo. Y eso tenía sentido en ese momento precisamente, pero no ahora. A lo mejor es una cuestión de porosidad. A mí todo lo que vivo me afecta muchísimo. En estos momentos las relaciones personales están en un tercer o cuarto plano. Ahora tiene mucho más sentido hablar en la primera persona del plural para interrogarnos sobre qué nos está pasando y qué nos va a pasar, pero colectivamente.
MH. En el nuevo disco incluso tiene una 'canción-protesta', 'Alguien tendrá la culpa'. ¿Sabe quién?
CR. No tengo ninguna respuesta para nadie: por favor, el que piense que las pueda tener que no se dedique a la música sino a la política, porque necesitamos a alguien que sepa cómo hacerlo.
MH. ¿Siente que la crisis nos ha puesto a todos en un lugar de comunidad?
CR. Por supuesto. De hecho, el título de 'Lo nuestro' juega con esa ambigüedad. No habla de una relación de pareja, sino de nosotras las mujeres o de nosotros los ciudadanos. Yo, igual que todo el mundo, tengo ahora un interés por la política mucho mayor que antes y la sigo con la misma inquietud y sensación de desamparo que los demás.
MH. ¿Se considera usted feminista?
CR. Sí, sí que soy feminista. Además, me alegro mucho de que el feminismo esté por fin de actualidad. Ya era hora... [Risas].
MH. ¿Cree que la belleza le ha abierto muchas puertas?
CR. No las que yo quería que se abrieran. En realidad, no me considero bella. Es cierto que el físico abre puertas, pero no son necesariamente las que una quiere atravesar. Para ser compositor, músico o cantante no es un requerimiento, aunque si compones una bonita figura en el escenario llamas más la atención, pero puede ser un arma de doble filo porque se trivializa tu trabajo. Esto vale para mujeres y hombres.
MH. A veces ha señalado la excesiva sexualización de artistas femeninas. En un periódico, llegó incluso a decir "que la música femenina se ha convertido en un concurso de zorras". ¿Sigue pensando de la misma manera?
CR. Sí, lo sigo suscribiendo y estoy muy contenta con el debate que generó.
MH. ¿Cree que esas mujeres son explotadas por la industria musical o que son ellas las que eligen exponerse así?
CR. No puedo decir hasta qué punto estas mujeres son víctimas, artífices o perpetuadoras de una tradición. Lo cierto es que las grandes divas son poderosas y tienen influencia en cómo se perciben las niñas a sí mismas. Cuando dije esa frase en ningún momento era despectiva. Yo las llamaba zorras con cariño. Esas estrellas, además de ser bellas, porque lo son, son inteligentes y talentosas, si no, no estarían ahí. Podrían utilizar su poder para algo más.
MH. ¿Existe una manera femenina de hacer rock?
CR. No, esto es algo que a mí particularmente me saca de mis casillas. El rock femenino no existe, no es como el baloncesto: no hay dos ligas. Cada mujer debería estar clasificada en su género musical. Lo único que tienes en común con otras mujeres que hacen música es la vagina, que en principio no emite ningún sonido [Risas].
MH. ¿Tener hijos ha influido en su carrera?
CR. Tener hijos es algo que haces por el camino, pero ni lo veo como el fin de tu vida ni como la fuente de la felicidad... Me parece que es algo mucho más natural: los tienes, te los cargas en el hatillo y los llevas mal que bien haciendo malabares.
MH. En alguna ocasión, ha dicho que en el momento en que se divorció tuvo una explosión creativa porque se encontró con tiempo y espacios de soledad mientras sus hijos convivían con su padre.
CR. Esto como teoría tampoco lo quiero decir mucho porque parece que esté promoviendo el divorcio..., y no. En realidad, todo sería mucho más fácil si hubiera una auténtica conciliación tanto para los hombres como para las mujeres. Ahora, si la mujer es la que gana menos dinero, siempre se considera que es ella quien debe sacrificarse. Pero la mayoría de hombres en este modelo se comportan como burros de carga. Trabajan demasiado y tienen horarios inhumanos, y esto es también algo que habría que equilibrar.
MH. Para hacer música sigue haciendo falta un cuarto propio...
CR. Es increíble que Virginia Woolf siga estando tan vigente. Pero lo que necesitamos no solo es un cuarto físico, sino mental. Por eso la primera canción del disco habla de esto, de que esta entrega femenina hacia los demás, que implica renunciar a lo propio, es también una carga para los que reciben esa entrega.
MH. En su canción 'La muy puta' queda claro que le preocupan la muerte y el paso del tiempo. ¿Por qué ahora?
CR. ¿Cómo no me va a preocupar? Cuando vas cumpliendo años el tema del paso del tiempo y la muerte aparece como un fantasma. Pero la canción es una sátira porque el humor me parece la única manera de aproximarse a un tema tan grave. La historia me gusta porque nació como una disculpa por llegar tarde a una cita con un hombre más joven y, sin embargo, se acabó convirtiendo en un cuento gótico. Suelo llegar tarde, tengo cierto retraso crónico del que no estoy orgullosa.
MH. ¿Ha pasado algo que le haya puesto en la conciencia de ese tic tac?
CR. No, el tic tac está ahí. Acabo de cumplir 50 años. Pero me molesta que a los 50 años al hombre se le revise su carrera y a la mujer el físico. Es algo que me saca de quicio. Creo que esencialmente en tu persona no hay nada que cambie drásticamente con la edad. Yo, por lo menos, no lo noto. No tengo esa sensación de pérdida insalvable de la juventud. La juventud la recuerdo como un periodo tormentoso al que no estoy muy segura de que quiera volver.
MH. Y la canción 'Los Romeos' es una especie de homenaje a todos los hombres que ha amado...
CR. No a todos, en realidad es una pequeña selección, incluidos mi padre y mi hijo.
MH. Sus ex estarán contentos...
CR. No lo sé. La canción, que está llena de humor negro, de lo que habla en realidad es de las ganas de vivir, por eso me hacía gracia llenar la canción de figuras tétricas que están deseando mi fin. Evidentemente, está escrita desde el sarcasmo de ser una estrella del pop, con muchas comillas, porque la identidad de pop-star es algo que solo puedes mirar desde la ironía.
MH. Pero es lo que es, ¿no?
CR. ¿Sí? A veces en los aeropuertos cuando tienes que decir a qué te dedicas en la ficha de inmigración, he escrito pop-star. [Hace un silencio pensativo] Una vez puse exestrella. [Risas] Y me miraron raro.
MH. ¿Y eso duele? ¿Ser 'expop-star', dejar de estar arriba?
CR. Todo esto te lo tienes que tomar con ironía, es la única manera de sobrevivir. No se trata de ti en realidad, formas parte de una especie de circo mediático, pero no es personal.
MH. Pero debe de ser difícil desdoblar esa identidad.
CR. Para mí, el único problema es que, cuando las cosas van mal, tus herramientas de trabajo son peores. Entonces, todo el rato tienes que estar haciendo malabares para ver cómo consigues que te den lo que necesitas para hacer lo que realmente quieres. Pero es un privilegio hacer lo que te gusta, aunque a veces sea suicida o nada rentable. He de reconocer que en algunas épocas para mí la música ha sido un vicio caro. Desde luego, puedo decirte que la motivación nunca ha sido económica. Ni la mía ni la de la mayoría de la gente, porque quien se dedica a esto lo hace por amor. Así de sencillo, no tiene nada que ver con ser una 'pop-star'.

Alérgica a la la nostalgia
"El aquí y el ahora son tan poderosos que no puedo entender lo de perderse en los recuerdos. A mí los 80 y los 90 se me han olvidado por completo. La verdad es que la sensación que tengo cuando me encuentro con algo mío de entonces es que pertenecía a una persona que todavía no era yo".

jueves, 19 de marzo de 2015

Web dominatrix wins David and Goliath battle with regulators





A dominatrix whose website provides paid-for bondage and sadomasochistic content has won her David-and-Goliath battle against a quango’s attempts to regulate her site in the same way as ITV Player.
Lawyers representing Ms Itziar Bilbao Urrutia, who runs the website The Urban Chick Supremacy Cell (UCSC), declared the ruling “a massive victory for freedom of sexual and artistic expression”.
Ms Urrutia, who described herself as a performance artist, has claimed that she had been victim to a crackdown on smaller, niche pornography providers by the Authority for Television on Demand (ATVOD).
“Whenever I see who has been reported to ATVOD, it is usually material that could be classified as kink – especially femdom [female domination],” she said.
ATVOD, designated as the “co-regulator” of on-demand television by Ofcom, was founded in 2010 following an EU directive on the regulation audiovisual media. It is responsible for regulating on-demand services such as ITV Player and Channel 4’s 4oD – as well as paid-for content on websites which are deemed to be "tv-like".
In June 2013, Ms Urrutia received a letter from the regulators saying she had breached rules one, four and 11 of their code. While rules one and four related to the categorisation of her online content as TV on-demand, rule 11 relates to “material which might seriously impair the physical, mental or moral development of persons under the age of 18.”
Ms Urrutia said that as a small-time website owner she should not be regulated by ATVOD, which is funded by a service charge levied on all on-demand providers. She also insisted that her work, which she defines as performance art, did not contravene the Obscene Publications Act.
Ofcom upheld Ms Urrutia’s appeal, finding that her site did not constitute TV on-demand. Some changes had been made to the site since ATVOD’s initial investigation.
An Ofcom spokesman said: “Ofcom found that UCSC was not an on-demand TV service; and therefore outside of the remit to regulate. Where we do have powers, we take robust action when rules are broken to protect children.”
In the ever-changing world of media consumption, with lines blurred between television and the internet, the case highlights the difficulties of regulating sensitive material across different platforms.
Peter Johnson, chief executive of ATVOD, said: “There is sometimes a fine line separating adult services which are subject to the statutory rules from those which are not. UK services which feature the most extreme material are not subject to the video on demand regulations unless they are considered ‘tv-like’.”
Myles Jackman, an international specialist in obscenity law at Hodge Jones and Allen, the firm which represented Ms Urrutia, welcomed Ofcom’s decision.
“Together we won a decisive victory against the repressive regulation of sexual freedoms,” he said.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Nina Hagen





Diva punk, chica mala: «Catalina la Grande». Pocos artistas polarizan tanto en Alemania como Nina Hagen. Pionera del punk alemán y animadora de la Nueva Ola alemana. A comienzos de los setenta, Catharina Hagen, que había estudiado para ser cantante de ópera, se une a una banda de rock en la Alemania del Este. En los años ochenta, vive la mayor parte del tiempo en el extranjero, cría sola a sus hijos, Cosma Shiva y Otis, y emprende la búsqueda del sentido de la vida. Desde hace algunos años, Nina Hagen patrocina una asociación contra los abusos en la psiquiatría. El documental la observa mientras compone y ensaya en su pequeño estudio de Berlín. Un concierto de rock con su banda en un festival en Budapest muestra a Nina Hagen en el escenario y entre bambalinas como música profesional, provocadora nata y buscadora incansable del sentido de la vida. Hasta el día de hoy, a punto de cumplir 60 años, sigue siendo fiel a la estética punk

miércoles, 11 de marzo de 2015

10 MUJERES REVOLUCIONARIAS QUE NO SALEN EN LOS LIBROS DE HISTORIA

Todos hemos oído hablar de revolucionarios como el Che Guevara, pero la historia a menudo tiende a pasar por alto las contribuciones de los mujeres revolucionarias que han sacrificado sus vidas y han dedicado sus energías en intentar cambiar el mundo.
Muchas mujeres han participado en revoluciones a lo largo de la historia y muchas de ellas han jugado un papel crucial.
Pueden haber actuado desde diferentes puntos del espectro político; algunas de ellas armadas con armas y otras armadas tan solo con una pluma, pero todas ellas comprometidas a fondo con aquello en lo que creían.
Aquí van diez de estas mujeres que no acostumbran a salir en los libros de historia y que obviamente, solo son una pequeña muestra de las mujeres revolucionarias que ha tenido la historia hasta nuestros días…

NADEZHDA KRUPSKAYA
Nadezhda-Krupskaya
Mucha gente conoce a Nadezhda Krupskaya, simplemente como la esposa de Vladimir Lenin; pero lo cierto es que Nadezhda fue mucho más que una “esposa”: fue una revolucionaria bolchevique y una política por propio derecho.
Estuvo involucrado en gran variedad de actividades políticas, llegando a servir como Viceministra de Educación de la Unión Soviética a partir de 1929 hasta su muerte en 1939, realizando variadas actividades educativas.
Nadezhda Krupskaya Sitting at Her Desk.
Antes de la revolución, fue secretaria del grupo Iskra, gestionando la correspondencia de todo el continente europeo, mucha de la cual tuvo que ser decodificada.
Después de la revolución, dedicó su vida a mejorar las oportunidades de educación para los trabajadores y campesinos, centrándose en la construcción de bibliotecas al alcance de todos.

CONSTANCE MARKIEVICZ
Constance-Markievicz
Constanza Markievicz (née Gore-Booth) fue una condesa anglo-irlandesa, política del Sinn Féin y del Fianna Fáil, nacionalista revolucionaria, sufragista y socialista.
Participó en muchas actividades y acciones independentistas irlandesas, entre ellas el Alzamiento de Pascua de 1916, en la que ella desempeñó un papel de liderazgo.
Durante el levantamiento, llegó a herir a un francotirador británico antes de ser forzada a rendirse y entregarse.
people_markievicz
Después de eso, fue la única mujer entre 70 que condenada a confinamiento en solitario. Fue condenada a muerte, pero fue perdonada debido a su género.
Curiosamente, el consejo que la enjuició afirmó que ella había suplicado por su vida, diciendo que: “No soy más que una mujer, no se puede disparar a una mujer”, cuando en realidad, los registros de la corte demuestran que ella lo que dijo fue: “Me gustaría que tuvierais la decendia de pegarme un tiro”.
Constanza fue una de las primeras mujeres del mundo que consiguió un cargo gubernamental , pues fue Ministra de Trabajo de la República de Irlanda, entre 1919 y 1922, y fue también la primera mujer elegida para la Cámara de los Comunes británica en diciembre de 1918, una Posición que ella rechazó debido a la política abstencionista del Sinn Féin.

PETRA HERRERA
soldaderas
Durante la Revolución Mexicana, las mujeres soldado entraron en combate junto a los hombres, a pesar de que a menudo sufrieron abusos.
Uno de los casos más célebres fue el de Petra Herrera, que se disfrazó de hombre y se alistó en el ejército bajo el nombre de “Pedro Herrera”.
7C
Como Pedro, se ganó una reputación demostrando un liderazgo ejemplar, así como volando puentes y fue capaz de revelar su género con el paso del tiempo.
Participó en la segunda batalla de Torreón el 30 de mayo 1914, junto con otras 400 mujeres.
Desafortunadamente, Pancho Villa no se mostró dispuesto a dar crédito militar a una mujer y no la promovió como General.
En respuesta, Petra dejó las fuerzas de Villa y formó su propia brigada formada enteramente por mujeres.

NWANYERUWA
ABA-Women
Nwanyeruwa, una mujer Igbo de Nigeria, desató una guerra corta, que a menudo se ha considerado como el primer gran reto a la autoridad británica en África Occidental durante el período colonial.
El 18 de noviembre de 1929, una discusión entre Nwanyeruwa y un hombre encargado del censo llamado Mark Emereuwa estalló después de que él le ordenó que “contara sus cabras, sus ovejas y su gente”.
Ella comprendió que esto significaba que sería gravada con impuestos (tradicionalmente, a las mujeres no se les aplicaban impuestos) y discutió la situación con otras mujeres; empezaron las protestas, que llevaron al estallido de la Guerra de las Mujeres, que comenzó al cabo de dos meses.
Alrededor de 25.000 mujeres de toda la región participaron, protestando tanto contra los cambios fiscales como contra los poderes ilimitados de las autoridades encargadas de aplicarlos.
Al final, la posición de las mujeres consiguieron un éxito notable: provocaron que los británicos renunciaran a sus planes fiscales iniciales y forzaron la renuncia de muchos agentes de la autoridad que habían abusado de su poder.

LAKSHMI SEHGAL
Lakshmi-Sehgal
Lakshmi Sahgal, coloquialmente conocida como “Capitán Lakshmi”, fue una revolucionaria del movimiento de independencia de la India, una oficial del Ejército Nacional Indio, y más tarde, la Ministra de Asuntos de la Mujer en el gobierno de Azad Hind.
En los años 40, comandó el regimiento Rani de Jhansi, un regimiento formado íntegramente por mujeres que pretendía derrocar al Raj británico en la India colonial.
vbk-Sahgal_1152881g
El regimiento fue uno de los pocos regimientos de combate formado íntegramente por mujeres durante la Segunda Guerra Mundial y llevaba el nombre en honor a otra famoso revolucionaria femenina de la historia de la India, Rani Lakshmibai, quien fue una de las figuras principales de la rebelión de la India de 1857.

SOPHIE SCHOLL
Sophie-Scholl
La revolucionaria alemana Sophie Scholl fue uno de los miembros fundadores de un grupo de resistencia anti-nazi de carácter pacífico llamado “La Rosa Blanca”, que abogó por la resistencia activa ante el régimen de Hitler a través de folletos anónimos y campañas de graffitis.
En febrero de 1943, ella y otros miembros fueron arrestados por repartir folletos en la Universidad de Munich y fueron condenados a muerte en la guillotina.
sophie scholl 4 copia
Copias del panfleto, retitulado “El Manifiesto de los estudiantes de Munich”, fueron sacadas de contrabando del país y las fuerzas aliadas arrojaron millones de copias sobre Alemania posteriormente durante aquel mismo año.

BLANCA CANALES
Blanca-Canales
Blanca Canales fue una nacionalista puertorriqueña que ayudó a organizar las “Hijas de la Libertad”, la rama femenina del Partido Nacionalista de Puerto Rico.
Canales fue una de las pocas mujeres de la historia capaz de haber liderado una rebelión contra los Estados Unidos, conocida como la sublevación de Jayuya.
En 1948, fue introducido un proyecto de ley severamente restrictiva conocida como Ley 53 o Ley Mordaza, que convertía en crimen el imprimir, publicar, vender o exhibir cualquier material que pretendiera paralizar o destruir el gobierno insular.
En respuesta, los nacionalistas puertoriqueños iniciaron la planificación de una revolución armada.
blancacanales
El 30 de octubre de 1950, Blanca y otros tomaron las armas que había almacenados en su casa y se dirigieron a la ciudad de Jayuya, apoderándose de la comisaría de policía, quemando la oficina de correos, cortando los cables de teléfono y izando la bandera de Puerto Rico en desafío a la Ley Mordaza.
Como resultado de ello, el presidente de Estados Unidos declaró la ley marcial y ordenó al Ejército y a la Fuerza Aérea que atacaran la ciudad.
Los nacionalistas aguantaron durante un tiempo, pero fueron arrestados y sentenciados a cadena perpetua tras 3 días de resistencia. Gran parte de Jayuya fue destruida, y el incidente fue deliberadamente ignorado por los medios de comunicación de Estados Unidos; no solo eso, el presidente de Estados Unidos, se atrevió a calificar lo acontecido como “un incidente entre puertorriqueños”.

CELIA SÁNCHEZ
Celia-Sanchez
La mayoría de gente conoce a Fidel Castro y al Che Guevara, pero muchas menos personas han oído hablar de Celia Sánchez, la mujer que estuvo en el corazón de la Revolución Cubana y que incluso se ha rumoreado que fue una de las principales tomadoras de decisiones.
celia_sanchez
Tras el golpe de estado del 10 de marzo de 1952, Celia se unió a la lucha contra el gobierno de Batista. Fue fundadora del Movimiento 26 de julio, líder de escuadrones de combate a lo largo de la revolución, organizó las redes de campesinos colaboradores que apoyaron la lucha armada, controló grupos encargados de la intendencia e incluso preparó la llegada a la isla del Granma, el barco que transportó a los 82 luchadores de México a Cuba con el fin de derrocar a Batista.
Tras la revolución, Celia estuvo al lado de Castro hasta su muerte en 1980.


KATHLEEN NEAL CLEAVER

Kathleen-Neal-Cleaver
Kathleen Cleaver Neal fue miembro del Partido Pantera Negra (popularmente conocido como Panteras Negras) y la primera mujer miembro del órgano de decisión de esta organización política afroamericana.
Ella misma sirvió como portavoz y secretaria de prensa y organizó la campaña nacional para liberar al ministro de defensa del partido, Huey Newton, que había sido encarcelado.
tumblr_lj51h0JfDU1qzyz3fo1_400
Ella y otras mujeres, como Angela Davis, llegaron a representar hasta 2/3 del Partido en determinados momentos, a pesar de la imagen comúnmente aceptada de que el BPP era una organización abrumadoramente masculina.

ASMAA MAHFOUZ
706x410q708b12c12139f34c6c60df19899ba5d1b1
Asmaa Mahfouz es una revolucionaria actual a la cual se achaca el haber desatado la revuelta de 2011 en Egipto a través de un videoblog, donde animaba a otros a unirse a ella en señal de protesta en la plaza Tahrir.

Es considerada uno de los líderes de la revolución egipcia y es un destacado miembro de la Coalición de la Juventud de la Revolución de Egipto.

martes, 10 de marzo de 2015

Manuela Carmena: “Hay que reinventar la Justicia”


La ex jueza Manuela Carmena. Foto / Marcos León.
La ex jueza Manuela Carmena. Foto / Marcos León.









Manuela Carmena (Madrid, 1944) está jubilada de la judicatura, pero no de la lucha que comenzó en los años sesenta como abogada laboralista, periodo en el que vivió muy de cerca el trágico atentado del despacho de la calle Atocha. Convertida más tarde en jueza, durante la democracia se destacó por su ideario progresista. Fue fundadora de Jueces para la Democracia y sigue siendo muy activa en la reivindicación de cambios que humanicen, desburocraticen y acerquen al pueblo la Justicia. La entrevista que aquí reproducimos, publicada en el número 34 de ATLÁNTICA XXII, en septiembre de este año, fue realizada pocos días antes de la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.
Pablo Batalla / Periodista.
¿Qué le parece el fenómeno de los «jueces estrella»?
Creo que es un término despreciativo hacia el juez que, de alguna manera, sale del montón, que plantea algo distinto. Es un término que hay que cuestionar, porque se emplea para desprestigiar la Justicia. Creo que toda la Justicia debería ser «estrella», que esa luz que se atribuye a unos «jueces estrella» debería estar difuminada por toda la Justicia. Hay que reinventar la Justicia, combatir su exceso brutal de burocracia y su falta de humanidad, de comunicación y de empatía con los ciudadanos y sus problemas. Todos los jueces deberían tener esas habilidades, no solamente unos pocos. Pero eso significa una manera diferente de estudiar el Derecho y de seleccionar a los jueces.
¿Qué cambios habría que hacer?
Fundamentalmente, modificar los estudios de Derecho. En Derecho se estudian las leyes, pero no los efectos que causan. Se estudia, por ejemplo, la ley relativa a los desahucios, pero no los efectos que causan los desahucios. Yo no paro de recomendar algo que ya hay en algunas universidades americanas, que son las clínicas jurídicas, que permiten que los estudiantes de Derecho constaten los efectos que produce el Derecho, que comprueben hasta qué punto el Derecho tiene que ver con la vida de las personas afectadas por las normas. En la carrera de Derecho se estudian las leyes de memoria, como loros, pero eso no tiene ningún sentido, porque hoy en día todo está en el ordenador. Lo importante es conocer los principios del Derecho, la realidad del Derecho aplicada al ser humano.
Se habla de las presiones que recibe el juez Castro en el caso Urdangarín. ¿Qué presiones reciben los jueces?
Yo creo que los jueces, aunque parezca lo contrario, reciben pocas presiones directas, salvo la de la prensa, que es normal y lógica. Yo nunca he recibido presiones directas: tan solo en una ocasión, en un juicio de mucha trascendencia, me llamaron unos compañeros y me pidieron que les dijera el resultado de la sentencia antes de que yo tomara la decisión, cosa que naturalmente no hice. Nada más. Presiones indirectas, sí: una especie de presión de la corporación, o incluso de autopresión del propio juez, en el sentido de no llamar la atención, de no meterse en problemas, de hacer las cosas como siempre se han hecho, en silencio. Hay toda una serie de pautas para pasar desapercibido. Por otro lado, también se piensa, muchas veces, que son conspiraciones actos que simplemente son resultado de la incompetencia de una Justicia que, además de ser oscura y de tener una alarmante falta de comunicación, no está pensada para la sociedad actual, no ve a las personas, sino solo los papeles.
Además de unos estudios complejísimos, ¿hay que tener una personalidad especial para ser juez?
Sí. Los estudios son lo de menos, lo importante son las habilidades. El juez tiene que ser una persona enormemente comprometida con su sociedad, empática con los seres humanos.
¿Cómo está viviendo el caso Urdangarín? ¿Ve irregularidades?
Sí, sobre todo en lo que respecta al fiscal, que parece un abogado defensor. Se habla mucho de la necesidad de modificar los jueces, pero menos de la necesidad de modificar la figura del fiscal, de replantearla. El fiscal general lo nombra el Ejecutivo, y eso no puede ser. Debe ser elegido por elección general, por el Parlamento o de cualquier otra forma que se decida, pero no por el Ejecutivo. También hay que replantearse su contenido, que ahora es muy ambiguo, porque, por una parte, es quien debe acusar, pero por otra es quien tiene la responsabilidad de dar satisfacción a las víctimas. Sin embargo, los fiscales desprecian ese cometido. Yo no he visto nunca que un fiscal se haya reunido con las víctimas, cuando lo suyo sería que, si representa sus derechos, fuera la primera persona en contacto permanente con ellas.
Partidos, lobbies clientelistas
En general, está muy en entredicho la independencia judicial en España. Por ejemplo, el Tribunal de Cuentas, que es quien debe fiscalizar a los partidos, lo nombran los propios partidos.
Eso viene de un mal que estamos viviendo ahora, que es la disfuncionalidad de los partidos políticos. En vez de instrumentos reguladores de la democracia, se los está viendo como lobbies clientelistas que solo sirven a sus propios objetivos. Es como si el chofer de una línea de autobús está borracho, e incumple su itinerario.
Hay dos figuras jurídicas que están siendo muy polémicas en los últimos tiempos: el aforamiento y el indulto.
El aforamiento no es ningún privilegio, aunque se vea así. Yo, como jueza, hubiera preferido, cuando he tenido algún problema, que me enjuiciara un juez normal, alguien que simplemente ha superado una oposición, en lugar de un Tribunal Superior o un Tribunal Supremo en los que hay mucha más designación directa de los Ejecutivos. El aforamiento significa que te juzgan personas que están más cerca de las cúspides del poder. Si a Baltasar Garzón le hubiera juzgado un juez normal en lugar del Tribunal Supremo, no le hubieran apartado de la carrera. Sea como sea, es una desigualdad. Cualquier persona debería tener el mismo procedimiento. Lo que es bueno para uno debería ser bueno para otro.
¿Y el indulto?
El indulto tiene un aspecto interesante que hay que salvar, que es de anular sentencias que, cuando se debe llevar a cabo su cumplimiento, han dejado de tener sentido, porque la persona ya ha rectificado su conducta y entrar en prisión puede ser incluso negativo para ella. Lo que no está bien es que sea prerrogativa del Ejecutivo: creo que debe ser el Poder Judicial quien lo aplique y que debe existir un cierto grado de iniciativa popular, una petición popular de indulto que tenga una gran posibilidad de determinar la decisión del Poder Judicial.
Otra cuestión polémica es la de las tasas.
Las tasas son un escándalo. La Justicia es un servicio público, y en la medida en que lo es no debe tener un precio que lo haga disuasorio. Creo que no se debería pagar nada por acudir a la Justicia. Se puede pagar, qué se yo, por las fotocopias, o alguna cosa así, pero no en líneas generales. La Justicia debe pagarse con los impuestos, y si hay abusos hay que buscar medidas para eliminarlos, pero no cuestionar que la Justicia es un servicio público y que debe estar al alcance de todo el mundo.
¿Qué le está pareciendo la gestión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón?

¿Cómo recuerda su etapa de abogada laboralista?
Pues es muy sorprendente, porque es un desastre. ¡Es muy torpe! Creo que lo peor de Gallardón es que es un ministro torpe (risas), en la medida en que lo que está haciendo es poner en marcha soluciones que ya se llevaron a cabo hace muchísimo tiempo y dieron muy mal resultado. Es una vuelta atrás, pero, además, una vuelta atrás que ya sabemos que no ha valido. ¿Por qué se vuelve a poner? Es muy torpe, y además lo está siendo sin escuchar a nadie, en contra de todos los sectores, de los abogados, de los jueces de todas las asociaciones… El caso es que a mí me parece un hombre muy inteligente. No comprendo cómo está resultando tan torpe en el momento de desarrollar su gestión.
Fuimos muy innovadores. Fuimos capaces de volver la legislación franquista, que era muy paternalista pero no se cumplía, o se interpretaba de manera restrictiva, en contra del propio Régimen. Dijimos: si está ahí, cúmplase, y así pudimos ayudar a los movimientos obreros que reivindicaban los derechos de sindicación y huelga. Demostramos que, cuando hay inteligencia, cuando hay capacidad de lucha, se pueden conseguir muchas cosas. ¡Y disfrutábamos mucho! Tuvimos el drama de los asesinatos de Atocha, que yo viví muy de cerca y fue un episodio terrible, pero por lo demás nos lo pasamos extraordinariamente bien, porque trabajábamos muchísimas horas, pero lo que hacíamos era muy bonito y teníamos la satisfacción de estar ayudando a reconocer derechos a los grandes colectivos de nuestra sociedad.
Hay quien pasa de ser abogado a ser juez porque siente que siendo abogado el grado de capacidad de modificación de la realidad es mucho más pequeño que siendo juez. ¿Fue su caso?
Sí, pero yo me alegro de haber sido abogada antes que juez, porque me permitió llegar a juez con una mochila llena de experiencias que me permitieron comprender mejor el papel del juez, la capacidad que tiene de interpretar la norma en sentido humano y posibilitar que las grandes mayorías puedan beneficiarse de su trabajo. Mi larga experiencia pidiendo justicia me vino muy bien para hacerla.
Estudiar para el marido
Otra vertiente importante de aquellos años fue la lucha feminista. ¿Cómo la recuerda?
Yo tuve suerte, porque viví en una familia en la que a las mujeres siempre se nos animó a que estudiáramos y trabajáramos. Cuando llegué a la Facultad de Derecho, me encontré a muchas estudiantes que decían que no iban a ejercer. Yo, entonces, les preguntaba que para qué estudiaban, les decía que aquello era un desperdicio; y ellas me decían que no, que estudiaban para, cuando se casaran, poder tener una conversación estupenda con sus maridos. Así fue cómo comprobé lo importante que era plantear la necesidad de que la mujer se pensara a sí misma como un ser humano que tenía todas las posibilidades.
¿Cómo ve hoy la situación de la lucha feminista?
Creo que no solo hay que plantear que las mujeres tienen los mismos derechos, sino ser conscientes de algo que me interesa mucho, que es la existencia de una cultura de las mujeres que es muy necesaria en este mundo. Plantear que los valores femeninos deben tener mucha más importancia. Las mujeres hemos sido, durante siglos, las grandes cuidadoras: de los hombres, de los niños, de los ancianos… Hay una cultura femenina del cuidado que me interesa que llegue al poder. El poder debe cuidar a todos sus ciudadanos, de cuidar a cada uno, de que cada uno tenga lo que necesita. Muchas veces, las mujeres que desempeñan puestos profesionales copian lo que hacen los hombres, porque, de algún modo, no se ven seguras, y entonces hacen lo que ven hacer a sus compañeros masculinos sin darse cuenta de que ésa no es nuestra función, sino que nuestra función es, por supuesto, tener las mismas condiciones que los hombres, pero también innovar.