viernes, 28 de agosto de 2015

Josefina Molina, premio a toda una vida dedicada al cine





Josefina Molina (Córdoba, 1936) recibió el pasado lunes el VII Premio a la Cinematografía que concede la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de manos del rector, César Nombela. El Consejo de Gobierno de esta universidad acordó otorgar el premio a esta directora y guionista en reconocimiento "a su dilatada y destacada trayectoria nacional e internacional" en el campo de las artes y ciencias audiovisuales.
La cineasta consideró que, "quizás", para las mujeres del sector audiovisual en España "se ha terminado el tiempo de la soledad" y se ha "sustituido por el tiempo de la solidaridad". También añadió que "si no se es aventurera no se puede dirigir cine ni escribir un libro".
La laudatio de la galardonada, que en 2011 obtuvo el Goya de Honor en reconocimiento a su trayectoria, ha corrido a cargo de la filósofa Amelia Valcárcel. "Es un privilegio que me premien por haber desarrollado un trabajo que tanto me ha gustado siempre: dirigir cine", dijo Molina.
En su discurso, la también escritora ensalzó la labor cinematográfica, que ha definido como "un trabajo muy especial que implica creatividad, comunicación y responsabilidad".
Molina, la primera mujer que obtuvo el título de directora de la Escuela Oficial de Cine en 1969, ha contado que su vida "ha sido una continua aventura" gracias a su trabajo. "El trabajo creativo es un juego, una aventura reparadora de los estragos de la realidad implacable, de manera que para mí, jugar con el cine ha sido también una terapia, lo mismo que lo han sido los guiones o las novelas", confesó.
La directora resaltó que ha vivido emociones que la han enriquecido porque la han hecho reflexionar y la han llevado a "comprender, compadecer y ser tolerante". Josefina Molina, que en el pasado impulsó la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), reivindicó el derecho de expresión de las mujeres y la igualdad de oportunidades. También hizo un llamamiento al Gobierno, "que tan poco aprecio manifiesta por el cine" porque, a su juicio, es "precisamente ahora cuando hay que evitar que se pierda la fuerza de trabajo y la capacidad creativa de las mujeres".

Josefina Molina, por "un camino de coherencia"

Amelia Valcárcel elogió a Molina, de la que se declara admiradora: "El cine de Molina está tocado por el espíritu de la seriedad", ha señalado. También, según Válcarcel, se trata de una cineasta que "evita los modismos", "amiga de sus amigos" y "militante de buenas causas".
La filósofa repasó la trayectoria de Molina desde que fundó en su ciudad natal la compañía Teatro de Ensayo Medea, afirmando que desde sus primeros años hasta los últimos sus creaciones "han discurrido por un camino de coherencia".
Valcárcel también remarcó que la cineasta "no hizo películas falsas, ni imágenes falsas" y aseguró que no ha sido "cursi" en sus creaciones, alejadas de imaginaciones "tontas" o "irreales".
Por su parte, el rector de la UIMP manifestó que Molina creó su propio universo a través del objetivo de una cámara, recordando sus trabajos dramáticos para Estudio 1 y las series que ha dirigido. Antes de Molina, el Premio a la Cinematografía de la UIMP había recaído en Manuel Gutiérrez Aragón, José Luis Garci, Alberto Iglesias, Carlos Saura, José Luis Borau y Marisa Paredes. A todos ellos les entregaron una escultura que representa una claqueta, pero Molina, en esta edición de 2015, ha recibido una pieza de Sargadelos que reproduce una cámara de placas.

jueves, 27 de agosto de 2015

Las Patronas de la Concordia






Diez y media de la mañana. Las Patronas comienzan su ronda para recoger los víveres que supermercados, albergues y organizaciones sociales les donan. Luego los guisan y empacan. Hasta las siete de la tarde. Entonces, esperan a que pase La Bestia —el tren de mercancías en el que una media de 400.000 migrantes al año, sobre todo centroamericanos, intenta cruzar la frontera de EE UU—, para dar comida a los viajeros que pasan por Amatlán de los Reyes, en Veracruz (México). Lo hacen cada día, desde hace 20 años. Por eso Beatriz Becerra, eurodiputada de UPyD, ha querido apoyar su candidatura, promovida por un grupo de universitarios mexicanos y españoles, al premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015.
Las Patronas —que reciben su nombre del barrio La Patrona, en Amatlán de los Reyes— reparten unos 300 almuerzos diarios. "Un día nos pusimos a ver cuánta comida habíamos dado y contamos 30 kilos de arroz. Entonces nos preguntamos, ¿de dónde salió tanto? Del corazón de la gente buena", explica Romero. Este grupo de 14 mujeres y dos hombres —Romero lamenta que en México el machismo esté a la orden del día— trabaja en equipo con otras organizaciones solidarias y religiosas. "Todo es trabajo voluntario", asegura para aclarar que nadie se lucra con esta actividad.Todo comenzó cuando Bernarda y Rosa volvían de hacer la compra y los migrantes que cabalgaban sobre La Bestia les pidieron comida. En aquel momento, las leyes mexicanas sancionaban a quien prestara ayuda a un ilegal, pero no les importó. Su hermana Norma Romero, 45 años, asegura que no han parado desde entonces. Ahora, su labor llega mucho más allá: ayudan a repatriar los cuerpos de los que mueren en Estados Unidos, a las familias que buscan a desaparecidos, a los migrantes heridos heridos y a los que se ven obligados a continuar su viaje a pie. "Hay grupos del crimen organizado que les exigen 100 dólares por montar en el tren. Si no pagan, les tiran", explica Romero a su paso por Madrid. Otros, saltan ante la posibilidad de que estas bandas les roben o les maten.
La educación y los jóvenes son dos de las preocupaciones a las que Romero se refiere cada dos por tres. "Hay que empezar en las casas a enseñar que la inmigración no es mala". A enseñar que son personas, y no "mercancías", para que se les trate como a seres humanos. "Ellos no vienen acá a hacer daño. Sólo quieren ayudar a sus familias", afirma y añade: "Si las mercancías y las armas pueden pasar [la frontera], ¿por qué no las personas?". En 2013, la labor de estas mujeres fue reconocida con el Premio Nacional de Derechos Humanos, concedido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México. El próximo 2 de septiembre, la Fundación Princesa de Asturias (que no hace público quiénes son los candidatos) anunciará si Las Patronas también merecen su galardón, dotado con una escultura de Joan Miró —símbolo representativo del evento—, una insignia, un diploma, y 50.000 euros. De ser así, Romero ya sabe qué hará con el dinero: "Dedicarlo a mejorar la vida de las personas, para que no tengan que emigrar". Para ello, planea construir escuelas, poner a disposición de las que ya existen los medios que les faltan, dar becas para estudios o deportivas... "Hay universitarios que no tienen trabajo y se meten a policía. Yo no veo que un joven con estudios universitarios tenga que trabajar de policía para acabar corrupto", asegura Romero. Por eso, también piensa en emprender con el dinero del premio: "Si se construyera un hotelito con una cafetería en nuestra zona, generaría trabajo para las mujeres y los jóvenes".
Otra motivación para venir a España, además de la candidatura al premio, era la de poder conocer de cerca los fenómenos migratorios en Europa. En su opinión, la solución no reside en estudiar cómo dar acogida en los países de destino a estas personas, sino en cómo arreglar sus lugares de origen para que no tengan que abandonarlos. "Nadie abandona a su familia por placer".

martes, 25 de agosto de 2015

Muere Mariem Hassan, la gran dama del ‘haul’ saharaui





La voz de Mariem Hassan encerraba muchos secretos. Era capaz de expresar desesperación y esperanza a la vez. Su alarido, su grito de libertad, se ha callado para siempre la mañana del sábado 22 de agosto en su jaima del campamento de población refugiada saharaui de Smara. Su grito, era a la vez el grito de todo el pueblo saharaui que en el próximo noviembre llevará justo 40 años de angustia. Un pueblo obligado a partirse en trozos: una parte exilada en los campamentos, sobreviviendo en condiciones muy precarias; otra, en el propio Sáhara Occidental, humillado por la represión de Marruecos, que lo ocupa ilegalmente desde 1975, cuando España abandonó la región fruto de los denunciados Acuerdos Tripartitos de Madrid, firmados por el gobierno de Arias Navarro en plena agonía de Franco. Y otra, como la que vivía más o menos Mariem Hassan hasta hace unas semanas, repartida por el mundo para que éste no olvide la lucha de ese pueblo.
Era apenas una adolescente cuando tuvo que huir con su familia del ejército marroquí para refugiarse en la Hamada argelina. Vivió muchos años en la wilaya de Smara, uno de los cinco grandes campamentos levantados en torno a la ciudad de Tinduf, al suroeste de Argelia, que tributan su nombre a las cinco grandes ciudades ocupadas. En el exilio del campamento, aprendió los secretos de los viejos poetas saharauis y la tradición de haul, la música del desierto, que habla de arengas guerreras y loas sagradas a Alá. La música popular, el folclore, de las celebraciones que recuperó en ese tiempo que dejó de ser nómada para convertirse en refugiada, la misma suerte que corrió su pueblo
La experiencia vital de Mariem conmovía en sí misma: huida de la casa familiar, el exilio, el refugio, la diáspora. Por eso, allá donde el desierto se hace aun más inhóspito, su garganta sonaba lejana, pero íntima. Su voz era una punzada en el corazón que hacía sentir al escucharla el escalofrío de la injusticia.Hace poco más de diez años Mariem Hassan se instaló cerca de Barcelona para hacer más viable su carrera musical, pues era constantemente reclamada en numerosos festivales de músicas del mundo y muchos conciertos y actos reivindicativos de la lucha pacífica saharaui contra la ocupación y su derecho a la autodeterminación. Ella siempre hacía ver que esa lucha sin más armas que las de su canto, era avalada además por diversas resoluciones de Naciones Unidas que desde los años sesenta del siglo pasado, primero a España y luego a Marruecos, exigían someter a referéndum la voluntad de los habitantes del Sáhara Occidental.
En mayo del año pasado, fue la encargada de clausurar el FiSahara (Festival Internacional de Cine del Sáhara). Fue su último concierto, pues ya venía arrastrando un cáncer detectado tiempo atrás y contra el cual era difícil luchar. Aquella noche estrellada, entre canción y canción, se despidió de su pueblo y le pidió perdón por si alguna vez le había fallado. Sabía que iba a morirse pronto.
Han pasado quince meses de aquello, los médicos de Mariem Hassan y su propia hija menor, convertida en enfermera, siguieron cuidándola después en Barcelona. Consciente de que había llegado su fin, Mariem Hassan pidió volver a su jaima del campamento de Smara. Y allí la llevaron a principios de este mes su marido y sus dos hijas, y allí, entre los suyos, entre las jaimas y la casa de adobe, entre té y té, ha muerto. Su voz sublime ha quedado al menos grabada en unos cuantos discos editados siempre por el sello discográfico madrileño Nubenegra. En el último, de 21012, El Aaiún Egdat (Arde El Aaiún) hacía un homenaje al campamento de la dignidad que arrasó la policía marroquí cerca de la ciudad ocupada de El Aaiún en noviembre de 2010 y que es considerado por muchos analistas como el primer estallido de la conocida luego como primavera árabe. Se lleva Mariem Hassan su canto, el canto de una mujer y un pueblo que sólo pide justicia y resiste donde parece imposible resistir.

viernes, 21 de agosto de 2015

Cara Delevingne se retira de las pasarelas



"El mundo de la moda me ha hecho odiar mi cuerpo". Así de franca ha sido Cara Delevingne durante una dura entrevista concedida The Times. La top británica ha anunciado que deja definitivamente las pasarelas para dedicarse a otros proyectos como la actuación. Delevingne, de 23 años, ha dado sus primeros pasos en el mundo de la actuación y parece que ya ha elegido qué camino prefiere seguir, tras una "no muy buena" experiencia como maniquí de alta costura. 
La it girl, que es mitad sangre azul (su madre desciende de los barones Faudel-Phillips), mitad rebeldía, ha hecho de su carácter su mejor carta de presentación. Delevingne ha utilizado las redes sociales muy sabiamente para promocionarse a sí misma y se mueve por ellas como pez en el agua. Acumula ya 18 millones de seguidores en Instagram, donde comparte a diario sus trabajos y momentos de su vida personal. 
Algunos expertos se han atrevido a coronarla como digna sucesora de la top de los noventa Kate Moss. Pero, a diferencia de ella, Delevingne se ha cansado e incluso ha confesado que llegó a sufrir psoriasis, una enfermedad que descama la piel, motivo por el que dejó de trabajar. "Los maquilladores de las pasarelas trataban de ocultar las marcas de la enfermedad y se ponían guantes porque pensaban que era una leprosa", recuerda.
La modelo que volvió a poner de moda las cejas gruesas contó que ha vivido duros episodios debido a la presión y que, incluso, hubo momentos en los que se sintió acosada sexualmente. Como cuando aún era una desconocida adolescente y no podía negarse a posar de manera tan sugerente como le pedían. "Desfilar me ha hecho sentir vacía y no me permitía crecer como ser humano", explica Delevingne. 
La top británica fue fotografiada por Mario Testino como imagen de Burberry, ha desfilado con firmas tan importantes en la industria como Moschino, Oscar de la Renta, Dolce&Gabanna o ChanelEl apogeo de su carrera llegó cuando se convirtió en ángel de Victoria's Secret y participó en el famoso desfile de la marca de ropa interior en 2012 y 2013. 
En 2012 pegó el salto a la gran pantalla actuando como la princesa Sorokina en Anna Karenina. Dos de sus papeles más sonados han sido en las películas Ciudades de papel y la próxima Escuadrón Suicida, junto a Will Smith y Jared Leto (como el Joker), aunque ya tiene en cartera superproducciones como Peter Pan y London Fields, con Johnny Depp. La joven británica afirma ser ahora "la persona más feliz del mundo entero". 

jueves, 20 de agosto de 2015

360 TV - [Ferroviarias en Lucha] Conducir un tren, el anhelo vedado a las mujeres

«Ellos nos violan, nosotras les matamos»: la brigada de mujeres que lucha contra el Estado Islámico





La brigada «Sun Girls» fue creada por la cantante yazadí Xate Shingali, y tiene entre sus filas a 123 mujeres de edades comprendidas entre los 17 y 30 años, unidas todas ellas por sus ganas de venganza.
Todas las militantes de este grupo son de origen yazadí y están dispuestas a arriesgarlo todo, incluso su vida, en la lucha contra el Estado Islámico, que ha matado y violado a miles de mujeres de su misma comunidad.
Ellas saben que si son capturas por el enemigo serán asesinadas o tomadas como esclavas sexuales de los extremistas, pero están preparadas para ello. Incluso la mas joven, de 17 años, confiesa: «Si me matan, lo que les diré es que soy yazadí».
El Estado Islámico (EI) ha secuestrado a miles de mujeres yazadíes, algunas de ellas niñas, cuando tomaron en 2014 los pueblos de la provincia de Sinjar, en el norte de Irak, donde vivían.
Algunas de ellas lograron escapar de sus captores y han contado el inimaginable horror que sufrieron en manos de miembros del EI, que las esclavizó sexualmente o las obligaron a casarse.
«Mi padre estaba tan feliz cuando le dije que me había unido la brigada... Antes estaba asustada, ahora no. Cuando me digan que vaya a luchar contra el EI, estaré preparada», comentó la joven de 17 años a Daily Mail.
«Los musulmanes que se unen al Estado Islámico nos han traicionado... no son humanos. Estamos aquí para defender nuestra tierra», explicó Adiba Sido, de 24 años, y comandante de las «Sun girls».
Antes de ser atacadas por el Estado Islámico muchas de estas mujeres soñaban con ser profesoras, pero ahora todo ha cambiado y prefieren ser soldados.

Arabie saoudite: les femmes vont pouvoir voter pour la première fois




L'inscription aux élections municipales ouverte aux femmes a commencé dans les deux villes saintes de Médine et La Mecque dimanche, une semaine plus tôt que dans le reste du Royaume, rapporte mardi Al ArabiYa News.
Jamal Al-Saadi et Safinaz Abu Al-Shamat sont devenues les deux premières femmes saoudiennes à être inscrites en tant qu’électrices pour les prochaines élections, respectivement à Médine et La Mecque.
"La participation des femmes saoudiennes aux élections municipales en tant qu'électrice et candidate était un rêve pour nous", a déclaré Saadi. "Le changement permettra aux femmes saoudiennes d'avoir leur mot à dire dans le processus de prise de décision", a-t-elle ajouté.
Les deux femmes ont déclaré avoir minutieusement préparé tous les documents demandés pour que rien ne les empêche de participer à leurs premières élections.
“Je suis tout à fait prête pour cette journée. J’ai préparé tous les documents nécessaires pour obtenir la carte d'électeur. C’est une belle expérience. Nous sommes au début de l'aventure“, a déclaré Saadi.
"J'étais la première à arriver au centre (d'inscription). J'étais la première à être inscrite et la première à obtenir une carte d'électeur à la Mecque", a précisé Shamat. Elle a ajouté que voter est un devoir national pour les femmes.
À Médine, Saadi n'a pas écarté la possibilité de se présenter elle-même aux élections: “Je peux avoir de telles ambitions, j’aimerais vivre cette expérience jusqu'au bout."
Elle a précisé que si elle ne se présente pas elle-même comme candidate, elle votera pour le candidat qui a le meilleur programme, selon elle, pour servir son pays et son peuple.
Saadi est une femme d'affaires qui a notamment présidé le comité de la Chambre de Commerce et de l’Industrie de Médine. Elle est bien connue dans les milieux intellectuels, culturels et littéraires de la ville.
A la Mecque, Shamat est professeure dans l’une des écoles pour filles de la ville. En plus de Shamat, quatre autres femmes de la Mecque se sont inscrites sur les listes électorales dimanche.
Le coordonnateur des élections de la Mecque, Ihab Al-Rifaie, a déclaré que le faible taux d’inscription des femmes était dû au fait que dimanche était le premier jour pour s’inscrire, mais que le nombre devrait augmenter dans les jours à venir.
Le 12 décembre est officiellement la date qui a été retenue par le gouvernement saoudien pour les élections municipales, les troisièmes organisées dans le pays depuis 2005.
La plus jeune femme à s’être inscrite jusqu'à présent est Aliyah Al-Diais, qui vient tout juste d'avoir 18 ans.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Mary Ellen Mark: There is nothing more extraordinary than reality

Mary Ellen Mark: There is nothing more extraordinary than reality from Leica Camera on Vimeo.

In this video, Mary Ellen Mark describes capturing iconic photos, pushing one's limits and finding intimacy in a shot.

Mary Ellen Mark's latest project is to revisit Tiny from the documentary "Streetwise" and tell her story today. Learn more about this project through her Kickstarter campaign: http://goo.gl/ISH8I5

View an interview with Mary Ellen Mark on The Leica Camera Blog: http://bit.ly/1auqsDL

Agnes Martin: With My Back to the World Trailer

Agnes Martin: With My Back to the World Trailer from Mary Lance on Vimeo.

This is the trailer for "Agnes Martin: With My Back to the World," a documentary by Mary Lance on the internationally renowned painter. This documentary was shot over a period of four years, from 1998 through 2002, Agnes Martin's ninetieth year. Interviews with Martin are inter-cut with shots at work in her studio in Taos, New Mexico, with photographs and archival footage, and with images of her work from over five decades. It is a venue for Martin to speak about her work, her working methods, her life as an artist, and her views about the creative process. She also discusses her film, "Gabriel" and reads from her poetry and lectures. In keeping with Martin's chosen life of solitude, she alone appears in the documentary.

viernes, 14 de agosto de 2015

Pardo Bazán




Un guarda recogió en la Castellana, en Madrid, una prenda íntima en marzo o abril de 1889. Se ignora color, uso y talla. Se conoce su propietaria en origen: Emilia Pardo Bazán. Y, uauu, su destinatario final:Benito Pérez Galdós. “Por fortuna esa prenda no tenía la marca que llevan otras de su mismo género: una E coronada”, se regocija ella en una carta, después de carcajearse con la anécdota que le ha relatado un amante famoso —ya ha publicadoFortunata y Jacinta y 20 títulos de los Episodios Nacionales— y, cosas de literata, elucubrar con “estar diez segundos” en la cabeza del guarda.
En las letras españolas es difícil dar con una relación tan subyugante como la de Pardo Bazán y Pérez Galdós, que se gozaron, se simultanearon (con otras y otros) y se respetaron como escritores y examantes (actitud bien difícil en ambos gremios). Unos modernos del XIX, que cayeron en un único convencionalismo: la clandestinidad.
De entrada, para entenderla, conviene liberarse de corsés como la imagen de matriarca oronda de Emilia Pardo Bazán o ese retrato de Sorolla que atrapa a Galdós a punto de despeñarse por la rampa de los cincuenta. Entre 1888 y 1890 compartieron horas sin ninguna circunspección. “Le hemos hecho la mamola al mundo necio, que prohíbe estas cosas; a Moisés que las prohíbe también, con igual éxito; a la realidad, que nos encadena; a la vida que huye; a los angelitos del cielo, que se creen los únicos felices, porque están en el Empíreo con cara de bobos tocando el violín… Felices, nosotros”. Todo dicho.
Si quieren literatura erótica, lean las cartas que Pardo Bazán dirige a Pérez Galdós, recogidas en Miquiño mío (Turner), por Isabel Parreño y Juan Manuel Hernández. “Te como un pedazo de mejilla y una guía del bigote”. “Yo haría por ti no sé qué barbaridad”. “En cuanto yo te coja, no queda rastro del gran hombre”. “En prueba te abrazo fuerte, a ver si de una vez te deshago y te reduzco a polvo”.
Lamentablemente no se conservan las que circularon en dirección contraria. “Todos los archivos de Emilia Pardo Bazán se han perdido. O bien su hija Blanca los quemó o, según la leyenda, los destruyó Carmen Polo en Meirás [el pazo coruñés de la escritora fue comprado por forzosa suscripción popular para regalar a Franco]. Lo más probable es que ocurriesen las dos cosas, que su hija tuviera miedo de la literatura comprometida y que Carmen Polo se cargase lo que hubiese encontrado en los cajones”, explica la historiadora Isabel Burdiel, que prepara una biografía sobre la escritora gallega.
Hay indicios de que la erupción erótica galdosiana debió de estar a la altura: “¿No me dabas el alma hasta las últimas raíces?”. “Ayer me han dicho que Zola está a punto de enloquecer por miedo a la muerte. ¡Qué tonto es ese hombre de genio! ¡Miedo a la muerte! Si hubiera vivido en una semana lo que yo… y lo que tú, no le tendría miedo alguno”, le escribe Pardo Bazán el 28 de septiembre de 1889 desde París. Acababan de regresar de un viaje por Alemania donde no habían tenido que esconder su relación ni sisarse tiempo. La separación duele. “Me eché en la cama como si me echase al turbio Sena en momentos de desesperación y desahogué con llanto y traté de olvidar con un sueño oscuro, cargado de pesadillas”. Ella es ciclónica, incapaz de reprimir un goce, un pesar o una controversia. “Era muy libre, hizo siempre lo que le dio la gana. Se dice que Benito Pérez Galdós le pidió que tuvieran una relación más estable y ella no quiso dar el paso porque apreciaba su libertad. Tienen una relación amorosa muy singular porque era entre iguales”, sostiene Burdiel.
Los populares autores (ella ha publicado la aclamada Los pazos de Ulloa) llevan una agenda pública (de cartas, almuerzos y citas) y otra secreta, en falsos encontronazos callejeros, en carruajes, en pisos ocasionales. En 1888 se ven en Barcelona durante la Exposición Universal. Y aunque su relación era ya íntima, la escritora no reprime un inesperado amor fou con un rendido admirador que se convertiría en un gran mecenas: José Lázaro Galdiano. En recuerdo de sus hazañas, Pardo Bazán le regalará un poemario encuadernado con la piel de uno de sus guantes.Después de separarse de José Quiroga de buenas maneras, Pardo Bazán tomó decisiones tan drásticas como impropias de dama decimonónica. Ganarse la vida: “Me he propuesto vivir exclusivamente del trabajo literario, sin recibir nada de mis padres (...) esta especie de trasposición del estado de mujer al de hombre es cada día más acentuada en mí”. Vivir libre de ataduras, aunque sean de Galdós: “No te acongojes pensando en el porvenir (...) cualquier mujer mejor que yo (¡y hay tantas!) te querrá entrañablemente”.
Le incomodó a Galdós, mujeriego impenitente que estaba dando con la horma de su zapato. En paralelo se veía con Lorenza Cobián, una asturiana atractiva y analfabeta que trabajaba de modelo del pintor Emilio Sala y que aprendería a leer por empeño del escritor, según su biógrafo Pedro Ortiz-Armengol. “Nada diré para excusarme, y sólo a título de explicación te diré que no me resolví a perder tu cariño confesando un error momentáneo de los sentidos fruto de circunstancias imprevistas”, confiesa sobre su desliz Pardo Bazán en 1889.
Después viajarán juntos por Alemania y serán felices. A la vuelta, sin embargo, Galdós se distancia, pasa cada vez más tiempo en Santander y, en 1891, Lorenza Cobián da a luz a María, la única descendiente (quedará en el árbol de los misterios la cifra exacta de hijos ilegítimos) que el novelista reconocerá con sus apellidos. La relación entre los literatos se va deslizando entonces hacia lo profesional. No hay mejor epitafio para ella que esta frase de Pardo Bazán: “Nosotros podemos decir aquello de no moriré de todo aunque muera”.

martes, 11 de agosto de 2015

Meryl Streep financia los guiones de 12 mujeres mayores de 40 años






La asociación New York Women in Film & Television (Mujeres de Nueva York en el cine y la televisión) y el colectivo de directoras Iris seleccionaron ayer a las 12 guionistas que inaugurarán el proyecto Writers Lab, un programa anual creado y financiado por la actriz Meryl Streep. La iniciativa apoya el desarrollo de guiones escritos por mujeres de más de 40 años. La primera convocatoria del programa, presentado en colaboración con el gremio de escritores del Este de Estados Unidos, recibió hasta 3.500 solicitudes.
Writers Lab se lanzará entre el 18 y el 20 de septiembre en el Wiawaka Center, en Nueva York y las 12 creadoras contarán con tutoras como Jessica Bendinger (A por todas), Meg LeFauve (Del revés), Lydia Dean Pilcher (Viaje a Darjeeling) o Gina Prince-Bythewood (La vida secreta de las abejas).
Streep ha denunciado a menudo el machismo de la industria del cine de EE UU y la falta tanto de mujeres directoras como de guionistas e historias con protagonistas femeninos. En la última gala de los Oscar, la actriz se levantó para aplaudir el discurso que pronunció Patricia Arquette al recoger la estatuilla a la mejor intérprete, en el que atacó la desigualdad salarial entre hombres y mujeres en Hollywod.

lunes, 10 de agosto de 2015

Comemos veneno: "El cáncer, la infertilidad y la diabetes son por la comida"






“El aumento de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y el cáncer está directamente relacionado con los alimentos que comemos. Las hormonas sintéticas presentes en los fertilizantes y pesticidas que entran en contacto con la comida son muy peligrosas para la salud y no suelen detectarse en los análisis toxicológicos, por lo que se invalida el principio de que la ‘dosis hace el veneno’”. Con esta advertencia a modo de carta de presentación, la galardonada documentalista y periodista Marie-Monique Robin nos introduce en el mundo de la agroindustria, su campo de investigación desde hace más de una década, y sobre el que versa su último ensayo: Las cosechas del futuro. Cómo la agroecología puede alimentar al mundo (Península).
Una obra fruto del análisis comparativo de diversos sistemas de producción alimentaria que, en sintonía con otras anteriores como Nuestro veneno cotidiano y El mundo según Monsanto, cuestiona el mito de que la bajada del precio de los alimentos o de que el fin del hambre en el mundo solo son posibles mediante la producción industrial de alimentos. La principal novedad que aporta la autora gala con este último libro es que existe una alternativa demostrable, “más sobresaliente de lo que creía antes de iniciar la investigación”, y que se llama agroecología. El cáncer de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según la OMS
La transición de la agroindustria a la agroecología todavía es posible, explica Robin, pero aun existiendo la voluntad política necesaria para propiciar los cambios legislativos que la permitan, “llevará muchos años descontaminar las tierras y las aguas subterráneas hasta poder producir alimentos sanos”. Es por ello que urge, en primer lugar, limitar el uso de pesticidas y transgénicos.

España es el país más permisivo de la UE con el cultivo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y la comercialización de otras sustancias tóxicas, como el bisfenol A que en otros lugares como Francia está prohibido”.
Una permisividad, alerta la autora gala, con unas consecuencias más que visibles: “Las parejas españolas son las que más problemas tienen de infertilidad en toda Europa, al afectar a una de cada cuatro”. Al mismo tiempo, los cánceres de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ponen también de relieve el auge del origen fetal de las enfermedades en la edad adulta (presuntamente por el tipo de alimentación de la gestante). “La propia Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ya se está dando cuenta de estas consecuencias y reconociendo las deficiencias del principio toxicológico de que 'la dosis hace el veneno’ debido a las indetectables hormonas sintéticas, como demuestra la mayoría de literatura científica sobre esta cuestión”, apunta Robin.

El cenit del petróleo lo será también de la comida barata
Tradicionalmente se ha relacionado el bajo coste de los alimentos con los monocultivos, el uso de pesticidas y fertilizantes para reducir las plagas, así como otras técnicas modernas de producción a gran escala. Sin embargo, Robin afirma que “los precios de los alimentos que compramos en el supermercado son completamente falsos porque no incluyen los costes directos ni los indirectos”.
Los gastos derivados del tratamiento de las aguas contaminadas, del pago de las tasas por los gases de efecto invernadero, de las subvenciones (para el gasóleo, para exportar o directamente de la Política Agraria Común de la UE), así como de los sistemas públicos de salud, por el aumento de enfermos crónicos, son algunos de los costes asociados a la agroindustria que no se incluyen el precio de origen. “Si sumamos todos estos costes a los productos en origen, su precio subiría y serían más caros que los ecológicos”. Además, añade Robin, más de la mitad del precio está engordado por los intermediarios y finalistas.
Tendrán que pasar muchos años para descontaminar las tierras y las aguas subterráneas hasta poder producir alimentos sanos

Una realidad de la que no estamos muy lejos, según la autora gala, para quien antes o después tendrá que dispararse el precio de la comida, ya sea por el fin de las subvenciones (como se prevé con la PAC), por la creciente especulación bursátil con las materias primas en los mercados de futuro, o por el no menos inminente encarecimiento de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas, debido a su cenit.
Los productos químicos utilizados en la agroindustria se elaboran a partir de petróleo y gas, por lo que un aumento en el precio de estos recursos, junto a la escasez de agua, pondría a la agroindustria en la encrucijada. “Esta es la gran debilidad de las industrias alimentarias. Se sustentan sobre un modelo que depende de los combustibles fósiles, y está claro que el precio de éstos será cada vez mayor, por lo que el de los alimentos será parejo. No tiene sentido que la alimentación en el mundo dependa de la producción de petróleo en una región tan convulsa como es Oriente Medio”, lamenta Robin.

Alimentos saludables en un mundo sostenible
Las perniciosas consecuencias para la salud y el medio ambiente de la agricultura industrial, así como la crónica de una muerte anunciada que Robin comenzó a describir antes incluso de que se produjesen las primeras crisis alimentarias en Latinoamérica (relacionadas con los biocarburantes) han llevado a la francesa a recorrerse el mundo en busca de alternativas ecológicas. Después de estudiar diferentes técnicas agroecológicas pudo comprobar que su rendimiento puede ser mayor que con técnicas propias de la agroindustria.
La gran debilidad de la agroindustria es que se sustenta sobre un modelo dependiente de los combustibles fósiles

“Muchas veces, cuando hablamos de agroecología pensamos que se trata de volver a las técnicas empleadas por nuestros abuelos. No es así, se trata de prácticas mucho más complejas que dependerán de la zona geográfica donde se desarrollen, del tipo de cultivo o del tipo de tierra”, explica la autora. Sin embargo, Robin sí pudo comprobar que todos ellos coincidían en un principio básico: la complementariedad. “Se trata de un principio común mediante el que se busca complementar la biodiversidad del medio, mediante rotación de cultivos o interfiriendo en los ciclos biológicos de los insectos, para prevenir plagas y aumentar la producción”.
La demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores ha aumentado proporcionalmente al deterioro de la cadena alimentaria, “pero la oferta todavía no llega para abastecerlos a todos”, apunta Robin. Para hacerla extensiva a todo el mundo no llega con la concienciación del consumidor, que al fin y al cabo es el que más poder detenta con sus decisiones de compra, sino que se necesitan medidas políticas concretas.
Entre las propuestas más urgentes para facilitar el cambio, la periodista cita “la prohibición de la especulación con alimentos, el fomento de la soberanía alimentaria mediante una férrea protección de los mercados y agricultores locales, y el acortamiento de las cadenas de distribución buscando conexiones directas entre consumidores y productores”. Solo mediante la eliminación de los intermediarios y finalistas, explica la francesa, el precio de los alimentos orgánicos se reduciría hasta en un 90%.
Las bases para posibilitar un cambio de modelo están puestas “desde hace muchos años”, pero de no iniciarse una pronta transición, advierte Robin, “no podremos anticiparnos a las crisis alimentarias que resurgirán en cualquier momento”.

jueves, 6 de agosto de 2015

Carmena pone "los pelos como escarpias" a una plataforma antidesahucios de Madrid




"Se nos ponen los pelos como escarpias al ver la agilidad de los nuevos mandatarios". Así ha expresado su alegría Alberto Romeral, presidente de la plataforma antidesahucios 'Yo no me voy', al constatar los datos aportados por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena: unos 220 vecinos agrupados en dicha asociación, residentes en cinco bloques de viviendas de la EMVS, han conseguido evitar el desahucio y recuperar los contratos sociales en las viviendas que iban a ser vendidas a un fondo buitre.
Así lo ha anunciado este martes la regidora en una rueda de prensa urgenteconvocada con vecinos de la plataforma, residentes en viviendas de protección de la calle Embajadores, 46; San Cayetano 8 y 10; Carrera de San Francisco, 16  y Madera 24 y 26.
Carmena ha transmitido tranquilidad a los titulares de los 2.086 contratos restantes afectados por la intención de la anterior Corporación de vender sus viviendas públicas, por las que pagan un alquiler social, a 'fondos buitre'. "Hay muchos vecinos desorientados", ha lamentado la primera edil, después de asegurarles que "sus pisos no se van a vender".

El Tornillo 1x14 - Propaganda

martes, 4 de agosto de 2015

June Crespo, fragmentos de un discurso amoroso





Las obras de June Crespo (Pamplona, 1982) se caracterizan por un uso experimental de la imagen y su explotación en el campo de las artes gráficas y la instalación escultórica. Todo es un sinfónico ejercicio de acoples, sinergias y desbordamientos, muy cercanos a los que practican artistas como Isa Genzken,Carol Bove o Bela Kolarova. Sus objetos se sitúan en los márgenes del ensamblage, el collage y la fotografía sin cámara (escáner, fotogramas, fotocopias) en una mezcla de registros y fuentes como lo esotérico, lo etnográfico, las cuestiones de género, las producciones de vanguardia históricas, la publicidad, los objetos de consumo general... 

Hay fuerzas ocultas en ellos, algo de biología molecular. La artista los observa con atención, buscando aquello que hay en ellos capaz de detonar otros significados. "Me interesa el límite entre escultura, instalación y display, las estructuras escultóricas que incorporan o responden a la arquitectura, que activan diferentes frentes y 'afecten' el uso del espacio", explica. Habla de efectos físicos y afectos psíquicos: "de trasladar sensaciones y posiciones físicas, como el hecho de estar de pie, estar tumbado o sentir el peso. Mis obras esconden humor y actúan como una emoción afirmativa, como una fuerza hacia delante". 
A ella la ha empujado a un lugar más que destacado entre los artistas de su generación. Está en uno de sus mejores momentos. Ganó el Gure Artea en 2013 tras acumular ya varios premios y becas desde que se licenció en Bellas Artes por la UPV/EHU en 2005. Desde entonces, muchas son las exposiciones en las que ha participado, entre otras Antes que todo (CA2M, 2010), Esta puerta pide clavo (Gante, Bélgica, 2012), Pop Politics: Activismos a 33 revoluciones (CA2M, 2012) y Pareidolia (Bacelos, Madrid, 2014). En 2014 fue una de las artistas españolas en pasar por IAPSIS, una de las residencias para artistas más prestigiosas situada en Estocolmo. Ahora acaba de presentar su primera individual en la renovada galería Carreras Múgica. La ha tituladoCosa y tú y en ella ha presentado sus últimos trabajos hechos de la intersección de chapas de hierro y la superposición de bloques modulares de cemento, intercalados con revistas o revestidos con ropas. Dialogan como fragmentos de un discurso amoroso. 

-Mucho afecto esconden sus instalaciones y esculturas. Háblenos de su proceso creativo...
-Sí, mi trabajo plástico surge con un gesto afectivo o asociativo sobre materiales que recopilo o yo misma fabrico sin un fin definido a priori, con acciones tan simples como reunir, plegar o amontonar. Muevo innumerablemente las cosas de sitio y de posición, las 'activo' en encuentros pasajeros y diferentes combinaciones, e intento verlas de una manera no conocida. Los momentos más productivos coinciden con cesar un empeño, perder el respeto o bajar la guardia, como cuando ordeno o recojo los restos, cuando estoy saliendo por la puerta del estudio o miro las obras de reojo. En definitiva, cuando aparecen cosas inesperadas y soy capaz de verlas. Es un toma y daca, una especie de negociación objeto-sujeto. 


-Al ver sus obras, uno puede pensar rápidamente en tareas de bricolaje.
-Me identifico con la descripción que hace Clause Levi-Strauss del bricoleur en El pensamiento salvaje. Entre otras cosas, dice que el bricoleur es el que obra sin plan previo y con medios apartados de los usos tecnológicos normales. Es el que no opera con materias primas sino ya elaboradas, con fragmentos, trozos y sobras. La regla del juego es: arreglárselas "con lo que tenga" mientras recogen y conservan sus elementos bajo el principio: 'de algo habrán de servir'. 

-También remiten al object trouvé de los surrealistas. ¿Están entre sus referentes?
-Sí, también me siento muy cerca de este modelo, no tanto por la idea de trabajar con objetos encontrados sino por la metodología que puede implicar. En mi caso trato de ejercer acciones sin un objetivo claro sobre objetos previamente seleccionados, fabricados o encontrados en relaciones insólitas. 

-¿Qué plantea con sus obras?
-De manera transversal, extraigo los objetos e imágenes del sistema de producción, consumo y circulación al que pertenecen, liberando así su potencial asociativo. En mis obras, se ven sometidos a otras relaciones, a diversas formas de extrañamiento y apropiación. En un impulso formal constructivo e iconoclasta, busco interrumpir el modo en el que leemos y percibimos las formas conocidas, para buscar una nueva implicación con ellas. Más que como una vía de expresión, pienso en mi práctica artística como un modo de digestión de lo que me atraviesa a diferentes niveles, ya sea personal, político, estético... y que tengo que resolver técnicamente.

-¿Cómo han ido cambiando las ideas y las formas desde que se licenció en Bellas Artes? 
-Empecé haciendo pequeños ensamblajes con objetos y piezas de pared, cercanas al collage, a partir de imágenes generadas con el escáner, fotocopias o fotogramas. Con el tiempo, he ido pasando a trabajar con la presencia de las obras en el espacio, haciendo esculturas exentas y algunos displays escultóricos para materiales gráficos. En los últimos meses, como en las esculturas presentes en la exposición Cosa y tú, me he forzado a prescindir de imágenes como material, para centrarme en aspectos más físicos y táctiles. 


Vista de la exposición Hitting it off (P-exclamation, Nueva York, 2014)
-¿Qué le interesa de la escultura?
-Me interesa la acción de recorrerla, rodearla, deambular por su 'espacio vital'. También, el punto de vista móvil que implica aprehenderla e integrar sus diferentes lados. Idealmente, el objeto tiene que devolverme cierta entidad, una presencia propia, una autonomía, una imagen que se sustenta en una corporalidad o materialidad articulada. Me interesa, igualmente, provocar una resonancia física entre el objeto y el espectador; que de algún modo active un escenario afectivo entre ellos, cierta tensión en ese encuentro.

-Háblenos de esos trabajos que hayan supuesto un salto hacia delante.
-Por un lado, ha sido importante las publicaciones Escanografías (CO-OP, 2010-11) y las obras de pared que hice en la misma época con materiales sobrantes de esas publicaciones. Hubo un momento, en que necesité salir de la pared y enfrentarme a la escultura, al cuerpo a cuerpo con el espectador. Las primeras las hice para la exposición Mitya (Ciudadela de Pamplona, 2012) acompañada de Elena Aitzkoa. Tenían forma de columna, cercanas a la escala humana, y estaban construidas a base de bloques modulares de escayola y cemente u hormigón, intercalando libros, revistas, maderas o piedras. Aunque fue un descubrimiento los primeros displays que hice con puntales de suelo a techo y de pared a pared, como en la exposición Hitting it off (P-exclamation, Nueva York, 2014), que servían para articular el espacio expositivo y, al mismo tiempo, como soporte para materiales gráficos propios y de otros artistas.

-En la próxima temporada mostrará su trabajo en el MARCO de Vigo, dentro del espacio Anexo. Se titulará Kanala. ¿Cómo enlazará ese trabajo con el que acaba de exponer en Carreras Múgica de Bilbao?
-Para la intervención en el MARCO continúo la línea de las esculturas más recientes. Están hechas de diferentes elementos de cemento amontonados y revestidos con ropas. Son obras que remiten a posturas corporales y que, desde lo fragmentario, aluden a los pliegues, articulaciones, suspensión y gravitación propias del cuerpo. A partir de estas obras, estoy trabajando con cilindros, masas y huecos como la mínima expresión de fragmentos corporales y que a su vez remiten a canalizaciones antiguas formadas por piezas de cerámica machihembradas. Ahora estoy introduciendo algunos materiales nuevos como el barro y estoy trabajando con Tomás, un alfarero del sur de Lugo, ya que quiero darle un acabado a las obras típico de la olería tradicional de la zona de Sober. Quiero trabajar con materiales que remitan a facturas técnicas muy dispares, que abarquen referencias temporales y usos distantes, desde el barro trabajado de la manera más antigua, a materiales técnicos más sofisticados. Hay un deseo de mezclar lo abyecto con lo trendy.