martes, 29 de diciembre de 2015

ॐ AMMA-- "La Mujer Debe Despertar" ॐ

Eva Hesse





Eva Hesse nació en Hamburgo (Alemania) en 1936. Procedente de una familia judía que huía del genocidio nazi, pasó sus primero años de vida en Holanda, más tarde en Inglaterra y, después de muchas dificultades, la familia pudo fijar su residencia definitivamente en Estados Unidos.
Creció en Nueva York y se formó artísticamente en la Cooper Union y en la Escuela de Arte y Arquitectura de Yale en la que fue alumna de Josef Albers con quien pudo aprender la estética y filosofía de la Bauhaus. Comenzó su andadura artística como pintora expresionista, pero pronto continuó como escultora, entusiasmada con esta disciplina, que ya no abandonó nunca.
La trayectoria de Eva estuvo inevitablemente marcada por un severo  y controlador padre que ejerció la abogacía y una madre que acabó suicidándose, tras un traumático divorcio, cuando la artista sólo contaba diez años y que marcó de por vida por la ansiedad de creerse heredera de la inestabilidad emocional de su madre y que la obligó a acudir a constantes sesiones de psicoterapia.

sábado, 26 de diciembre de 2015

La mujer que fascinó a Nietzsche, Freud y Rilke (entre muchos otros)

Lou Andreas Salome
Nacida en San Petersburgo, Lou Andreas Salomé (1861-1937) fue una escritora, pensadora y psicoanalista que figuró en los círculos intelectuales más notables de la Europa de finales del siglo XIX. A pesar de convivir con las mentes más privilegiadas de su época, ella es hoy virtualmente desconocida.
Hija de un general ruso que trabajaba al servicio de la familia Romanov, a los 17 años conoció a su primer mentor, Henrik Gillot, maestro de los hijos del zar que la iniciaría en teología y en literatura francesa y alemana. Gillot, casado y con hijos, se enamoró rápidamente de Lou y pidió su mano, pero ella lo rechazó.
En 1880, Lou viajó a Zúrich con su madre, donde cursó estudios de dogmática e historia de la religión en la Universidad de Zúrich. Dos años después se trasladó a Roma, donde conoció a Paul Rée (quien sería su amante durante un tiempo) y a Friedrich Nietzsche, con quienes establecería un trío intelectual apabullante. Sus viajes y estudios continuaron, hasta que en 1887 conocería al hombre con quien se casaría, Carl Friedrich Andreas. El matrimonio con Andreas, que duró hasta la muerte de él, en 1930, nunca fue consumado, pues se dice que él la chantajeó con suicidarse si no aceptaba casarse con él y que siempre vivieron en casas separadas, además de que Lou mantuvo relaciones con otros hombres durante el resto de su vida.
Salomé mantendría una independencia económica de su marido escribiendo artículos y libros. Fue la primera en publicar estudios sobre la obra de Nietzsche, seis años antes de la muerte del filósofo, quien en algún punto se enamoró de ella y le pidió matrimonio, propuesta que ella, una vez más, rechazaría. Algunos estudiosos creen que fue en esta etapa y bajo la influencia del desencanto que Nietzsche escribiría Así habló Zaratustra.

En 1897, ya casada con Andreas, Lou conoció al escritor Rainer Maria Rilke, con quien mantendría una relación amorosa durante muchísimos años. El joven poeta, quince años menor que ella, se enamoró instantáneamente de Lou, que al principio lo rechazó. Después de tiempo y tras la insistencia de Rilke, ella accedió a tener una relación con él, que siempre osciló entre el amor, la amistad, la admiración, el amor platónico y una relación creativa muy profunda. Prueba de su prolongada e intensa relación son las cartas de amor que se escribieron y que aún se conservan. Entre otras muchas cosas, ella le enseñó ruso a Rilke, para que este pudiera leer a Tolstói y a Pushkin.
En 1902, tras el suicidio de Paul Rée, Salomé entró en una profunda crisis de la que saldría con la ayuda del doctor vienés Friedrich Pineles. Ella mantendría una relación amorosa con él que resultaría en un aborto voluntario por parte de Lou.
En 1911, ella conoció a Sigmund Freud e inmediatamente se enganchó con el psicoanálisis, siendo la única mujer aceptada en el Círculo Psicoanalítico de Viena. Ambos mantendrían una relación amistosa de profundo respeto y cariño durante el resto de sus vidas. A partir de 1915, ella comenzó a dar consulta psicoanalítica en la ciudad alemana de Gotinga.
Lou Andreas Salomé murió en 1937, a los 76 años de edad, a causa de una falla renal. Su pensamiento mezcló el psicoanálisis freudiano con la filosofía de Nietzsche y sus estudios se basaron, principalmente, en el narcisismo y en la sexualidad femenina.
Se trata de una mujer que vivió su vida con una extrema libertad, fuera de lo común para su época; ella fue un ícono de la mujer liberada de principios del siglo XX. Y a pesar de que extrañamente permanecería en la región sombría de la memoria histórica, lo cierto es que algunos de los hombres fundamentales de los últimos cien años suspiraron más de una vez por ella.

Simone de Beauvoir. "No se nace mujer..." 1/4

jueves, 24 de diciembre de 2015

Exposición "Grete Stern Sueños" en el Círculo de Bellas Artes

El escalofriante relato en la ONU de una esclava sexual del Estado Islámico




Captura de pantalla

Nadia Murad Basee Taha, una joven de 21 años, de la minoría yazidí en el norte de Irak, se ha dirigido este viernes al Consejo de Seguridad de la ONU revelando la historia de su secuestro por parte del Estado Islámico, que la convirtió en esclava sexual y la mantuvo como rehén durante tres meses.
La joven fue secuestrada en un pequeño pueblo iraquí y llevada en autobús a un edificio en Mosul. Los hombres de su familia fueron ejecutados y durante tres meses a partir de agosto de 2014 ella estuvo en cautiverio en el grupo terrorista.
"Nos llevaron a Mosul con más de 150 familias yazidíes. En un edificio había miles de familias yazidíes y los niños eran intercambiados [entre los terroristas] como regalos", reveló la joven, que describió las atroces agresiones sexuales que debió soportar.

Los "monstruos" del Estado Islámico

"Ellos [los terroristas] nos tocaron y nos violaron... Yo estaba absolutamente petrificada. Cuando levanté la vista, vi a un hombre enorme. Parecía un monstruo", relata Taha, visiblemente afectada por la terrible experiencia.
"Aquella noche me golpeó. Me pidió que me quitara la ropa. Él me metió en una habitación con los guardias y luego ellos cometieron su crimen hasta que me desmayé".
"Las violaciones fueron llevadas a cabo para destruir a las mujeres y a las niñas y garantizar que nunca lleguen a vivir una vida normal de nuevo […] El Estado Islámico convirtió a las mujeres yazidíes en carne para la trata", contó Nadia Murad Basee Taha a los miembros del Consejo de Seguridad. 
"Les imploro que se deshagan del Estado Islámico por completo", rogó la joven. 
Nadia finalmente pudo escapar del EI y ahora vive en Alemania, publica 'The Independent'. Los miembros del Consejo de Seguridad aplaudieron su coraje de compartir su historia.

Alza la voz fotógrafa ganadora del Egypt Press Foto contra acoso a mujeres en Egipto


Alza la voz fotógrafa ganadora del Egypt Press Foto contra acoso a mujeres en Egipto
La fotógrafa egipcia Eman Helal tiene que vestirse y comportarse como un hombre, para poder trabajar en El Cairo sin que la acosen, afirmó la ganadora del primer premio de los Egypt Press Photo Awards en 2014.
Eman Helal, que ha colaborado con el diario New York Times y con Associated Press, empezó a trabajar sobre el acoso sexual en Egipto a partir de una fotografía que tomó el 8 de marzo de 2011 en una manifestación para conmemorar el día de la mujer en la Plaza Tahrir.
“Celebrábamos que habíamos tenido un rol importante en la Primavera Árabe de Egipto, regalábamos flores por la calle, era un día muy feliz”, rememoró Helal.
“Pero un grupo de hombres decidió atacar a las mujeres, y rodearon a una chica que estaba sentada en el suelo. Yo conseguí tomar la foto y salí corriendo”, recordó la fotógrafa, que trabaja como ‘free-lance’ tras hacerlo en el diario Al-Masry Al-Youm.
Helal puntualizó que “el ejército, allí, protegió a las mujeres que estaban siendo atacadas, pero en otras ocasiones son ellos mismos los que ejercen la violencia”.
En este sentido destacó que el 25 de enero de 2011 durante las manifestaciones contra el régimen de Hosni Mubarak cinco hombres de las fuerzas militares egipcias (SCAF) atacaron a una mujer.
“Empezaron a pegarle sin piedad, le despedazaron la ropa, y dejaron al descubierto su sujetador azul y su pañuelo negro”.
Las imágenes del ataque contra la chica, que se conoció mundialmente como “Blue Bra Girl”, fueron difundidas por todas las redes sociales y, según Helal, “se convirtió en el símbolo de las mujeres de la Primavera Árabe”.
Según la fotógrafa, que visita Barcelona con motivo del World Press Photo, esa fue la primera vez que el Gobierno egipcio pidió disculpas por un acto de acoso sexual: “Si el Gobierno no se hubiese disculpado, las mujeres habríamos perdido nuestra dignidad, y yo no habría seguido trabajando como fotoperiodista en la calle”.
No fue hasta las manifestaciones a favor del presidente Abdelfatah Al-Sisi, del 4 al 8 de junio de 2014, que el Gobierno empezó a tomar medidas concretas frente al acoso sexual en Egipto.
Amal Mohamed, una chica de 20 años, sufrió abusos sexuales en la Plaza Tahrir el 8 de junio de 2014. “Estaba celebrando junto a su familia y amigos el ascenso del presidente Al-Sisi, y fue a comprar agua con tres amigas más”, relató Helal.
“Cuando estaba volviendo al centro de la plaza con su familia, un grupo de chicos la rodearon, empezaron a arrancarle la ropa, y a golpearla en la cara con un cinturón, hasta tal punto que por uno de esos golpes perdió la visión de su ojo izquierdo”, lamentó.
Frente a las masivas denuncias por acoso en las manifestaciones proSisi, se sentenció a los hombres denunciados a severas penas de cárcel: “7 hombres fueron condenados a cadena perpetua, y dos, a 20 años de prisión”, reconoció la fotoperiodista.
Pero, según Helal, este endurecimiento de las penas “fue un acto de propaganda del mismo presidente, ya que los casos que han sido denunciados después del 8 de junio no han sido llevados a juicio”.
Helal afirmó que en El Cairo no puede vestirse de cualquier forma cuando va a trabajar: “Uso una chaqueta caqui, unos zapatos Timberland, para parecer más masculina, y tengo que actuar de forma más bien violenta para protegerme y evitar que me acosen”.
La fotógrafa evita ir a las manifestaciones por la noche “porque está oscuro y no es seguro trabajar, tampoco para los hombres”.
Aun así, apuntó que las mujeres tienen que pensar cada día cómo se vestirán “dependiendo del transporte y del lugar” al que tengan que ir, “problema que los hombres no tienen”

miércoles, 23 de diciembre de 2015

La niña galdense Nayara Alemán, única finalista nacional en un concurso de sensibilización sobre la violencia de género

Familiares y amigos de Nayara Alemán Mateos, una niña galdense de 10 años, quieren darle la enhorabuena por haber sido una de las finalistas en el concurso sobre diversidad literaria titulado “Sensibilización sobre la violencia de género”, en el que su microrrelato ha sido seleccionado para ser editado y publicado. 
Nayara ha sido la única menor de nacionalidad española premiada entre más de 2.000 participantes de todo el país y Latinoamérica. El libro, que llevará por título Ellas, saldrá a la venta el próximo mes con una selección de los mejores microrrelatos, entre los que se encuentra también el de su madre, Sarelly Mateos.




Carmena pone a reinas magas en la cabalgata


  1. El Madrid de Manuela Carmena cambia para feminizar iconos de leyenda. Dos de las cabalgatas de los Reyes Magos tendrán rostro de mujer. Reinas Magas substituirán a Melchor o a Gaspar en las carrozas reales que desfilen por los distritos de Puente de Vallecas y San Blas-Canillejas, y aun está por ver si una tercera comitiva, la de Usera, también se une a la iniciativa.
  2. Las Reinas Magas no irán disfrazadas de hombre, sino que lucirán indumentaria femenina, y han sido elegidas por sorteo en su barrios respectivos. La noticia la confirmó la concejal Marta Gómez, que explicó que la medida se aprobó en las juntas municipales de distrito. Gómez se mostró ambigua respecto a la decisión: por una parte implica la visibilidad de la mujer en escenarios hasta ahora acotados a lo shombres, pero por otra parte, sugirió, pude tener un impacto en los niños.
  3. A quien no le gustó nada la idea fue al grupo municipal del PP. La portavoz de Cultura, Isabel Rosell, criticó la medida por "falta de sentido común" y puso en duda que los niños sean capaces de asumir este cambio. Para la regidora, la decisión es fruto de la "fobia de la izquierda al cristianismo y un intento de quitar todo rastro religioso a la Navidad". Rosell mostró además su inquietud por que las asociaciones feministas extiendan esta iniciativa al resto de distritos de la capital.


domingo, 20 de diciembre de 2015

Talento femenino, el sexo fuerte

Estas 12 mujeres tienen en común la velocidad. Pensaban a cien mil revoluciones por minuto. Sus cabezas eran un huracán de ideas, emociones, odios y angustias. La rapidez provoca vértigo, y la mayoría de ellas vivieron en una constante montaña rusa. Eran grandes inventoras camufladas en estrellas de cine, feministas con hábito, eran todo voz o todo letra. 
Eugenia Tusquets y Susana Frouchtmann han juntado a monjas con adictas al sexo, a pintoras cuerdas con escritoras locas. Han invitado a convivir en un mismo libro a 12 de las mujeres que sufrieron por su talento o que cuya inteligencia se difuminaba en una belleza insultante. Han reunido a aquellos que poseían ese punto de locura que hace fuerte las ideas. Las que fueron, en palabras de las autoras, "independientes, valientes y arriesgadas" y en La pasión de ser mujer (Ed. Circe) se narra su lado más real, el más oscuro y el más brillante. Eugenia se mete en su piel y Susana contextualiza su mundo. "Nuestras protagonistas no solo tuvieron que enfrentarse a un mundo adverso, sino que también tuvieron que combatir consigo mismas, con ese perfil caracterológico, emocional e intelectual que había sido creado para ellas". 
ANÄIS NIN (1903-1977). En una época en la que gritar de dolor era más común que hacerlo de placer, Anäis Nin vivió con una sensual afonía crónica. Se enamoró de su padre, se obsesionó con demasiados hombres e hizo del sexo una obra de arte. Escribió unos diarios intensos, abrumadores, aberrantes, psicóticos y tremendamente precisos. "La posibilidad de separar amor y sexo se debe en parte a ella", explican las autoras sobre esta artista que consiguió "no adaptarse a su tiempo, sino a sí misma" y reivindicar el papel de la mujer como ser humano activo. 
MARÍA CALLAS (1923-1977). "Su voz atraviesa el corazón, es una voz que conmueve, que deslumbra, que lo inunda todo". Susana Frouchtmann habla de María Callas, la considerada como la mejor soprano de la Historia. La voz querida por todo el mundo y escuchada por nadie. Su madre tardó días en querer conocerla, anhelaba un niño, sus amantes eran fugaces y su autoestima rozaba el llanto. La negatividad que la acompañaba sólo desaparecía cuando nadie se fijaba en ella y todo el mundo lo hacía en su voz. Pero lo que acabó con su fuerza fue Onassis, el rico naviero que, como escribe Susana, "colecciona amantes y no amores". Tras noches excesivamente largas la abandonó por cansancio, ya la conocía de sobra, y empezó el declive de La Diva. Una mujer que "cogió las riendas de su carrera y que solo las soltó al conocer a Onassis".
HEDY LAMARR (1914-2000). Protagonizó el primer orgasmo de la gran pantalla. Era 1933 y Éxtasis llegaba a las cines con la mujer más guapa del mundo: era la austriaca Hedy Lamarr. Desde ese momento todo lo hizo a lo grande. Treinta películas, seis matrimonios, decenas de amantes, hurtos en tiendas de poca monta, cirugías y soledades impuestas la llevaron a ser protagonista de un millar de noticias. Pero lo que no sabía Hollywood es que bajo la frivolidad obligada de la actriz se encontraba una de las ingenieras más brillantes de la historia. Ella y George Antheil, inventaron el espectro expandido, un método de comunicación cifrado utilizado por Estados Unidos en la crisis de los misiles de Cuba y en la Guerra de Vietnam y que es la base de las redes telefónicas actuales. Nos conectó y pasó a la historia como la mujer más bella del mundo. 
MADAME DE STÄEL (1766-1817). Hija de un banquero y una pianista, Madame de Stäel (nombre que asumiría en su primer matrimonio) fue la primera y la única mujer que se enfrentó a Napoleón. Intelectualmente astuta, escribió ensayos políticos y filosóficos desde los 19 años, organizó mesas de debate y se encendió como un volcán ante el machismo de su época. Su primera novela, Delphine, en la que hablaba de la mala situación de la mujer bajo el mandato de Bonaparte, del divorcio y del protestantismo como fe superior al cristianismo provocó la furia del emperador que la desterró a 160 kilómetros de París. Su exilio, que duró 10 años, le llevó a crear el que hoy se conoce como el grupo de los Coppet, en Coppet, a 160 kilómetros de París, donde participaron autores de la talla de Lord Byron. Referente intelectual en su país, su primer matrimonio, que duró varias décadas, era una farsa de amantes e hijos bastardos que su marido toleraba a cambio de dinero. Su madre, por la vida 'insolente' que llevaba, no quiso que entrase en su lecho de muerte.
EMILIA PARDO BAZÁN (1851-1921). Dueña de una libertad reservada al género masculino, su vida fue una lucha constante contra el mojigatismo reinante. Tenía dinero y una influencia abrumadora, lo que le permitía "meterse en todo lo que le daba la gana". Sus textos abrían llagas y sus razonamientos eran considerados una insolencia para una mujer de clase alta. Murió radicalizándose en un feminismo extremo, abandonada por su marido por defender el naturalismo de Zola y con una lista de amantes digna de la Biblioteca Nacional. Murió con la valentía que les faltó a los hombres que la rodearon. 
VIRGINIA WOOLF (1882-1941). En una lista de las 12 mujeres más relevantes del siglo pasado, Virginia Wolf es el primer nombre que nos viene a la cabeza. Incapaz de tolerar el desprecio de sus obras por ser firmadas en femenino, luchó por reivindicar el papel de la mujer dentro de la literatura. A cuestas con un trastorno bipolar, intentó ser feliz mientras el miedo le susurraba al oído. Escribió con esa fuerza de los que saben que la vida son simples rachas de entusiasmo y acabó acallando sus fantasmas en el fondo del río. Lo tenía todo y todo le parecía una carga. Dejó a su marido con una nota y la frustración de no poder salvarla de sus sombras. 
TERESA DE ÁVILA (1515-1582). La mujer mística, la que oía a Dios, la que sabía que le decía que no había que rendirse. La del éxtasis, la poetisa. La santa de Ávila que cambió el concepto, que no se planteó ser menos por su sexo. La llaman la monja feminista, suena contradictorio, pero consiguió con un hábito lo que pocas han conseguido fuera de un convento. "Todas nuestros mujeres son fuertes, famosas y libres. Pero entre ellas no se haya un cuerpo más codiciada que el de Santa Teresa de Jesús", recuerda Susana y Eugenia ante las distintas 'tumbas' de cada parte del cuerpo de la de Ávila. "Concibió un lugar para la mujer, visible, inviolable y singular". 
RAQUEL MELLER (1888-1962). La reina de los años 20. Meller reflejó la fragilidad con la que las mujeres de carácter fuerte aparecen en escena. Reinventó el cuplé a base de mala leche, y consiguió que el público pagase altas cantidades por escuchar lo que antes era algo 'de provincias'. Seca y fría, supo generar la agonía del misterio entorno a su nombre. Triunfó en el cine mudo, en la canción y en París. "El rey Alfonso XIII la invitó a actuar en palacio y ella, airada, respondió: 'La misma distancia hay desde el teatro al palacio que desde el palacio al teatro. ¡Si quiere escucharme que venga él!', recuerdan Susana y Eugenia. A los pocos días el rey fue al teatro, así era el poder de Meller que llegó a rechazar trabajar bajo las órdenes de Chaplin, dos veces. "Ninguna actriz española ha triunfado de la forma en la que lo hizo Raquel Meller".
ELEANOR ROOSEVELT (1884-1962). Cuando Franklin se quedó paralítico, él y Eleanor llevaban años sin dormir juntos. Lo que había sido el matrimonio perfecto desapareció por el descubrimiento de unas cartas de la amante de él. Mantuvo el tipo, en una época en la que las mujeres tampoco podían hacer mucho más, y se quedó con él aunque no a su lado. Al enfermar, con una carrera política a punto de despegar, Eleanor se hizo cargo de todas las actividades políticas de su marido. No fue mujer de, sino la mujer que mientras sustituye a Roosevelt en ruedas de prensa, comidas y charlas, luchaba por abolir el trabajo infantil en su país, participaba en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas e incluso se enfrentó a algunas políticas que su marido llevaba a cabo en la Casa Blanca por considerarlas injustas. 
HANNAH ARENDT (1906-1975). Eugenia Tusquets y Susana Frouchtmann describen a Arendt en uno de los episodios más importantes de su vida: el proceso de Eichmann al que acudió como reportera para The New Yorker. Alemana de nacimiento y judía, pasó por el campo de concentración de Gruss. Sionista al principio, se desencanto al considerar que se estaban radicalizando. Durante el juicio sus artículos destacaron la falta de inteligencia de Eichmann, al que consideró un sujeto pasivo que solo cumplía órdenes aunque nunca insinúo que fuese inocente de la masacre, además atacó a algunos dirigentes judíos por su pasividad ante la situación. El lobby judío ardió en cólera contra ella y contra el libro posterior que reunía estas crónicas. Activista política, filósofa y gran narradora dedicó su vida a estudiar los totalitarismos y luchar contra los prejuicios asentados. 
REMEDIOS VARO (1908-1963). Huyó con la Guerra Civil a Francia y de ahí a México. La pintora surrealista había llamado la atención desde su ingreso en la Academia de San Fernando de Madrid, pero empezó a brillar en su exilio mexicano. Rodeada de otros intelectuales que habían tenido que abandonar Europa como Leonora Carrington, entablaron relación con Frida Kahlo y Diego Rivera. Medio publicista para poder sobrevivir, su segundo marido le dio la oportunidad de dejar de comercializarse y atender en exclusiva a su arte. Murió a los 55 años, dejando un legado místico, con el papel de la mujer como fuente de sensaciones, con un reconocimiento profundo en México y siendo una auténtica desconocida en España. 
MERCÈ RODOREDA (1908-1983). Mercè lo fue todo. Escritora, dramaturga, poetisa, pintora. Pero su letra tenía tanta fuerza que no fue hasta después de su muerte cuando sus cuadros fueron descubiertos por el público. Novelista insaciable, sus obras se podían leer en 40 idiomas distintos. Usó a la mujer como fuente de sus escritos, hablando de las dificultades de esta para encontrar un espacio propio. Influencia por Virginia Woolf utilizó el hogar como fortaleza, que protegía a sus protagonistas de la cruel realidad exterior. Se le asoció con el movimiento feminista aunque para ella carecía de sentido.

Primero el Alma se enferma y le sigue el Cuerpo


ghislainelanctot
Entrevista a Ghislaine Lanctôt sobre medicina y salud
«Es el estado del alma lo que determina la salud mental»
Fecha del artículo 3/3/2007 / Fecha de alta en Natural 2/3/2007
Desde que Ghislaine publicó su primera obra en la que pone en tela de juicio el funcionamiento del sistema médico –por ocuparse de la enfermedad, más que de la salud–, muchas conciencias han quedado inquietas. Para avivar estos temas, la autora, que transmite paz y seguridad, nos ha concedido un poco de su tiempo para compartir con los lectores su filosofía de vida. 
Ghislaine Saint-Pierre Lanctôt nació en 1941, su padre y su abuelo eran farmacéuticos y ella empezó la carrera de Medicina para complacerles. «Yo quería ser filósofa. Pero creía que lo de pensar no iba a aportarle nada a la gente. Pensé, voy a hacer algo útil, que beneficie a la población, y como me crié en este ambiente decidí hacer la carrera de Medicina. Al final he dejado todo eso y lo que hago ahora es lo que quería hacer desde el principio». 
Guislaine está divorciada y tiene cuatro hijos. «Lo que a mí me abrió los ojos –continúa la escritora– fue mi divorcio. Es lo que me despertó. Cuando los niños se marchaban a casa de su padre tenía tiempo para mí, no sabía lo que era eso, me había olvidado de mí misma. Yo trabajaba pero me ocupaba mucho de la familia, para mí era la prioridad. Entonces, como un fin de semana de cada dos, no tenía a los niños, estaba obligada a ocuparme de mí misma y es así como empecé a evolucionar, a conocer gente y a descubrir cosas, a salir de la prisión de la familia. Después de esto, viví seis años en Estados Unidos. Yo nací en Montreal (Canadá), pero entre 1984 y 1990 estuve en Estados Unidos. Esta experiencia me abrió los ojos sobre lo que es el negocio de la medicina porque es así como lo llaman allí. Aquí en Europa y en Canadá hacen creer que es como trabajar por el bien del enfermo, que es un tema social. 
A la vuelta de Estados Unidos, escribí La mafia médica cuya primera edición se publicó en 1994».
El colegio de médicos le puso una demanda, el proceso duró un año y desde entonces la escritora imparte seminarios para que la gente entienda y tome conciencia de que es el estado del alma lo que determina la salud mental. «Cómo mejorar el estado de mi alma para mejorar el estado de mi cuerpo», dice Ghislaine.

Pregunta: Su visión actual de la salud es completamente distinta a cuando era médico ¿En qué momento y por qué dio usted un giro radical a su carrera?
Respuesta: A lo largo de los años empecé a ver cosas que no me parecían sensatas, que no tenían lógica, como por ejemplo, seguir dando medicamentos aunque no funcionaran, aunque no se curara la persona. Yo no entendía, por ejemplo, como en un cáncer se aplicaba la quimioterapia si lo que hace es enfermar aún más a la persona que acaba por morirse de todos modos.
Cuando aparecieron las medicinas suaves pensé que eso era interesante, y yo he ido a encontrarme con personas que practicaban la medicina alternativa y entonces me di cuenta de que lo que hacían era muy interesante, incluso mejor que lo que hacíamos nosotros en la medicina convencional. Esas personas me acogieron, me mostraron lo que hacían, cómo actuaban. Y yo pensé: ¿por qué no nos han enseñado esto a los demás médicos? ¿Cómo puede ser que no lo enseñen en la facultad y que además a estas personas las tachen de charlatanes y de estafadores?
Yo me encontré con ellos y vi que eso no era cierto, no eran charlatanes. Así fue como me empecé a plantear cosas. Cuando acabé la carrera de Medicina yo estaba convencida de que hacia el año 2000 ya no habría más enfermedad en el mundo, tenía una confianza ciega en la medicina que me habían enseñado. Sin embargo, veía que el tiempo pasaba y que la salud de las personas iba empeorando. Me percaté también de que medicamentos que no funcionan se siguen recetando, y que se practicaba una guerra en contra de las medicinas alternativas. Además, yo era flebóloga y había abierto centros de flebología en distintos lugares del país, lo que me llevó a experimentar de cerca el negocio de la medicina tradicional. Y ahí sí que entendí muchas cosas.

P: ¿Qué papel juegan para usted las medicinas alternativas?
R: Las medicinas alternativas producen un bienestar más interesante que el que proporciona la medicina convencional. La medicina convencional corta, quema y envenena. Corta con las operaciones, envenena con la “quicio” y con los rayos. Las medicinas suaves pueden poner orden de forma temporal en el cuerpo, pero como el problema está en el alma, antes o después habrá que afrontar el problema del alma.
Es el alma quien enferma a los demás cuerpos. Por ejemplo: mi trabajo ya no me conviene, tengo náuseas por la mañana cuando pienso que tengo que ir a trabajar, entonces empieza a dolerme la espalda, las rodillas, la tripa… Puedo ir a ver a alguien que practique la medicina suave, va a ayudar a mi cuerpo, puedo tener tratamientos de técnicas energéticas que ayuden a mi cuerpo emocional y mental; pero hasta que no solucione lo que pasa con mi trabajo voy a seguir enfermando porque mi alma me dice «sal de aquí». Es interesante, porque el alma entrega un mensaje cada vez más fuerte y cuando no lo entiendes “te lanza un ladrillo a la cabeza”: un accidente de coche, un divorcio, alguien que muere en la familia, una enfermedad, perder el trabajo… Algo fuerte para que tú reacciones.

P: Desde su punto de vista como «médica del alma» ¿cree que hay alguna solución a este tipo de enfermedades?
R: Nunca es demasiado tarde, la sanación puede ocurrir en cualquier momento.
P: ¿A usted le va bien esta filosofía de vida?
R: A mucha gente le funciona, no sólo a mí. No es el médico el que puede sanarme.

P: Cada vez hay más casos de cáncer cuyos enfermos reciben quimioterapia. ¿No cree que en algunos casos la quimioterapia cura?
R: La quimioterapia es veneno. Normalmente no hace bien a nadie. Hay que saber que hay siempre un conflicto, cualquier enfermedad es psicosomática
Siempre hay un conflicto a raíz de una enfermedad, pero si yo identifico el conflicto y lo soluciono, la enfermedad se va. Así entendí que la medicina esta totalmente controlada por el dinero. Entonces, lo que nosotros hacíamos como médicos era enfermar más a las personas para así generar ganancias para la industria. Entonces, ¿qué es la salud? En la facultad sólo me enseñaron lo que es la enfermedad. Entonces, ¿qué es gozar de buena salud? 
Yo llegué a la conclusión de que el cuerpo sólo manifiesta el estado del alma. Y cuando mi cuerpo está enfermo es porque mi alma está enferma. Entonces el cuerpo por sí solo no enferma, es como un espejo que refleja lo que pasa dentro. Para ver mi alma, miro mi cuerpo y veo lo que hay en mi alma. Entonces no sirve de nada tratar sólo el cuerpo. Hay que mirar el alma, ¿qué es lo que no funciona en el alma, cuál es la enfermedad del alma? Es la guerra.
Porque mi alma me dice internamente que haga algo y mi ego me dice que haga lo contrario. Entonces hay una guerra interna. La enfermedad es siempre la manifestación de un conflicto dentro de mí. Hay dos aspectos: el cuerpo y el alma. ¿Qué quiere el alma? El alma quiere la emancipación del Ser y el cuerpo quiere la seguridad del haber, del tener. Cada uno tira por un lado, el estrés significa la guerra interior. Cuando trato el alma, todo el cuerpo se alinea sobre este equilibrio. No quiero decir que no haya que cuidar el cuerpo físico, sino hacer las cosas en el orden correcto. Primero el alma, después el cuerpo mental, después el cuerpo emocional y después el cuerpo físico. Y lo solemos hacer al revés. La medicina convencional se encarga del cuerpo físico, y no trata el resto.

P: ¿No cree que la propia sociedad demanda que el médico se ocupe del cuerpo físico y le dé una medicina para el dolor?
R: La sociedad misma, nosotros somos los que creamos esta mafia a nuestra imagen y semejanza. El problema es que damos prioridad al «tener» sobre el «ser», ése es el desorden, priorizar el cuerpo en vez del alma. Para volver al orden hay que dar prioridad al alma en lugar de otorgársela al cuerpo, eso genera orden, paz y salud.
P: Eso es mucho más complicado que tomarse una pastilla…
R: Cierto, pero ¿qué hace una pastilla? Te da la ilusión de que estarás mejor, pero con el tiempo reaparecen los síntomas.

P: En el caso del paludismo, por ejemplo, alguien sano se enferma por beber agua contaminada, ¿también en este caso insiste en su teoría?
R: Esto es válido para todo. No hay ningún microbio exterior que haga enfermar, soy yo la creadora de mis enfermedades. Y ésta es la verdadera enfermedad del alma, el no saber que soy yo quien la está creando. Como yo pienso que no soy responsable, me imagino creadores exteriores: microbios, tumores, etc. Por ejemplo un simple catarro: hace frío, me cojo un catarro. Y puedes tener un catarro en verano, es un sinsentido, no tiene nada que ver con el frío. Con esta estructura de pensamiento voy generando la guerra hacia los factores exteriores. Y por eso se crearon las vacunas. ¿Qué son las vacunas? Dar la enfermedad de forma más debilitada para que el cuerpo reaccione. Es decir, no tengo la enfermedad pero si algún día la contraigo, sería menos grave porque ya me he puesto la vacuna. Te voy a dar otro ejemplo, tengo miedo de que mi hija sea violada. Entonces le voy a dar un violador debilitado, entonces si un día la violan será menos grave porque habrá tenido un pequeño violador y entonces estará preparada. La vacuna funciona igual. Es algo de locos. Vivir en el desorden lleva a este tipo de locuras. Por ejemplo, la gripe aviar. ¡Es extraordinario! Cerca de donde vivo había una experta muy seria que vino de parte de las autoridades médicas y nos ha dado cifras: en el plazo de nueve años se murieron cerca de 152 personas de gripe aviar en el mundo, solo en Canadá mueren cada año 10.000 personas por errores médicos, no de enfermedad sino de equivocaciones. ¡Yo creo que más bien habría que vacunar a los médicos! No hay epidemia, no hay nada. Entonces se ha creado una pandemia a escala mundial, en la cual se han gastado millones de dólares para tratarla pero no hay nada. Esto está en preparación desde hace muchos años. Llevamos de cinco a siete años oyendo hablar de una pandemia. ¿Cómo se puede anunciar que va a haber una pandemia? Una epidemia surge, ocurre, pero no la puedo prever, es un montaje.

P: Pero la gente tiene miedo…
R: Sí, es una forma de manipulación mental para llevarles a pensar que va a ocurrir una epidemia. Y un día, cuando ocurra, las autoridades dirán que ya lo habían previsto. Es algo que está preparado desde hace mucho tiempo, hay un proceso escondido detrás de esto. Yo no sé exactamente lo que es, puede ser, por ejemplo, ponerle a todo el mundo un chip electrónico porque cuando hay una campaña de vacuna se puede poner cualquier cosa en la jeringuilla. Así que es posible que haya una estrategia que consista en decir que hay una epidemia y que hay que vacunar a todo el mundo y entonces pondrían el microchip. Yo estoy segura de que hay algo detrás, un propósito escondido en decir que hay una epidemia y que hay que tener cuidado. Es una hipótesis. De todos modos sea para lo que sea el propósito es el control sobre la población.

P: ¿Tiene todo esto algo que ver con la trilogía de la mentira de que habla en su libro La mafia médica?
R: Hablo mucho de las vacunas en el libro y lo que yo digo a este respecto en el libro, es lo que desencadenó la ira del colegio médico. Porque las vacunas no se tocan, son sagradas, puedes hablar de cualquier cosa; la industria, los medicamentos… pero cuidado con las vacunas. Porque las vacunas otorgan importantes ganancias a la industria, pero a las personas les puedes transmitir cualquier cosa. La vacuna es un medio para producir genocidios con un blanco específico.
Cuando se quiere distribuir a un pueblo o a una raza, la administran, mira lo que está ocurriendo en África. Ellos lo llaman sida, pero ¿qué significa sida? «Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida». Entonces es el propio sistema inmunitario que se ha debilitado, de modo que cualquier afección es mucho más grave.

P: ¿Quién está detrás de toda esta estrategia?
R: Los que mandan. Hay un gobierno mundial que tiene todos sus ministerios, para la salud es la OMS, pero también están la UNESCO, UNICEF, FAO, FMI, Banco Mundial, etc. Todos los países miembros de la ONU obedecen las órdenes del gobierno mundial.

P: ¿Ve solución para esta situación?
R: Sí, sino mal vamos. La solución que yo propongo en el libro es la soberanía individual. Es tomar conciencia como persona individual de que soy yo la que tiene el verdadero poder. Por ejemplo, los McDonald’s, cuando la gente deja de ir a estos restaurantes. Si yo dejo de comprar y de dar dinero a las multinacionales ya no valen nada, no ganan dinero. Si los enfermos dejan de ir al médico, se derrumba el sistema médico, si dejo de pagar impuestos no hay gobierno. Entonces ¿dónde está el verdadero poder?, en la persona y la palabra SOBERANÍA, significa el poder último, el más alto, que siempre hemos pensado que estaba fuera y está dentro de nosotros.
Si pensamos en el poder más elevado, pensamos en Dios. Y ¿qué es Dios? Es el espíritu que crea todo el universo y esto está dentro de uno, no fuera. La solución viene cuando yo tomo conciencia de quién soy verdaderamente y que voy a comportarme tal y como yo soy, encontraremos la salud perfecta y la inmortalidad, que es más interesante que morir ¿no?

P: Y ¿Cuál es el primer paso que debemos dar?
R: Primero empieza por tomar una decisión, que consiste en dar rienda suelta a mi alma, es mi alma quien manda y no el ego, entonces dejo de pelearme, escucho lo que me dice mi alma. Por ejemplo, mi alma me dice: «deja este trabajo, ya no resuena contigo, deja de hacer eso»; pero el ego me dirá: «No, ¿estás loca?, tienes que pagar el alquiler, sostener la familia, ser buena madre…». Esa es la guerra, entonces dejo de pelear y escucho a mi alma. Y el ego empieza a agitarse y a ponerse inquieto ¿qué va a pasarme? Quiere controlar, es su función. ¿Qué va a ser de mí? Pues no lo sé, soy yo la que va creando qué va a pasarme. ¿Me voy a pelear conmigo misma? No, voy a hacer las paces.
Algo que se puede hacer varias veces al día y que mejora automáticamente cada vez la salud, es decir la verdad. Mentimos todo el tiempo, pero incluso sin darnos cuenta, estamos tan acostumbrados a hacerlo… tenemos mentiras gordas y otras que se llaman «medias verdades», pero la mitad que falta es una mentira. Y hay otra categoría de mentiras que son por omisión. Y esto se llama un secreto. A veces mi hijo viene a verme y me dice: «Mamá, tengo que decirte algo, pero no se lo digas a nadie». Si es un secreto y tú no puedes guardarlo, no me pidas a mí que lo guarde. Si para ti es un secreto y me lo transmites a mí porque pesa mucho sobre tus hombros, yo tampoco lo voy a guardar.
Son cosas del día a día. Si me quedo en la mentira y siempre estoy mintiendo, poco a poco voy destruyendo mi saludMiento y me miento porque tengo miedo, es el ego el que miente, el alma nunca miente.
Si voy buscando el amor exterior, sufro. Si vivo con amor por mí, enfocado hacia mi interior, no por miedo de lo que la gente pueda pensar de mí, mi salud mejora.
Por ejemplo, toco aquí y siento un bulto en el pecho. Tengo dos posibilidades o me quedo aquí quieta y no hago nada, o me voy corriendo al médico. Si voy al médico me va a decir que tengo un cáncer. En la mente está escrito «Cáncer igual a muerte». Entonces si yo he sentido miedo y he ido al médico, el doctor me ha asustado aún más y me recomienda quimioterapia. A mí eso no me agrada porque la gente que conozco que se la ha hecho se pone verde, siente náuseas, no tiene pelo y tienen un estado muy debilitado y triste. Entonces cada vez tengo más miedo, cada vez estoy más enferma y cada vez me acerco más a la muerte.
Eso ocurre si tomo la opción del médico. En el otro caso mi cuerpo me muestra que hay un conflicto interno, el bulto en este pecho es un regalo que me hago a mí misma, no quiero quitármelo, es mi espejo el que me está indicando algo. Le voy a decir al bulto: ¿qué tienes que decirme?, háblame. Gracias por manifestarte. Te escucho, háblame de mi conflicto. Entonces yo digo a mi alma: te dejo libre. Voy a vivir y sentir el miedo a morir. De esta forma yo puedo sanar definitivamente, no una remisión temporal si no una verdadera sanación.
Por ejemplo, ¿qué es un divorcio? Una ruptura. Algo me dice: «no, no te tienes que divorciar, quédate junto a esa persona» y algo me dice: “no, ya se acabó”. Actualmente hay más divorcios porque la conciencia se eleva y la gente hace más caso a sus sentimientos. El divorcio y dejar un trabajo no son buenas opciones para la seguridad del haber. Hay cada vez más personas que dejan carreras brillantes porque ya no le encuentran sentido a lo que hacen. Es normal porque la conciencia se eleva.
Si no hago caso a mi alma y sigo en ese trabajo me enfermo y cuando voy al médico me manda antidepresivos. ¿Y qué son los antidepresivos? Son drogas que hacen que yo ya no sienta nada. «Mi trabajo bien, seguiré con él». Con ayuda de estas pastillas soy efectivo y puedo seguir pagando la hipoteca.
Algo que causa mucho estrés es el endeudamiento de las familias. Una manera de sanarse es salir de este sistema de endeudamiento porque supone esclavitud. Es la «simplicidad voluntaria», es un movimiento social de gente que lo adopta deliberadamente. Yo no lo recomiendo como movimiento social, pero sí como medida temporal para salir de esta trampa. De forma que, las necesidades materiales dejan de ser la prioridad en mi vida y más bien es el alma lo prioritario. La «simplicidad voluntaria» consiste en reducir las necesidades materiales. Por ejemplo si tengo una casa grande con una hipoteca muy elevada, un cochazo a juego con la casa, hijos que visten de marca, van a una escuela privada, etc. Todo eso cuesta dinero y tengo que seguir trabajando, pero ya no me gusta mi trabajo y ahí estoy preso… y eso es un estrés tremendo. La persona piensa que no tiene salida: «si dejo mi trabajo ya no seré capaz de ofrecer caprichos a mis hijos, perderé a mis amigos “pijos”, mi prestigio, mi mujer, reputación…» No se puede imaginar la vida sin nada de eso, pero es posible. Vendo la casa, vendo el coche, vamos a una casa más pequeña, los niños dejan de ir al colegio privado y se les manda a uno público y así tengo tiempo para mi alma. Eso es realmente la salud, esas cosas de la vida cotidiana son las que hacen que mi salud esté mejor o peor.

P: Usted demostró ser muy valiente cuando escribió el libro “La mafia médica”, que le costó la expulsión del colegio de médicos, supongo que vivió un conflicto importante. ¿Cómo se decidió a dar el paso?
R: Yo sabía que publicando ese libro se acababa para mí la carrera de medicina. Yo me acuerdo de ese momento y me dije: «Si no escribo este libro, me muero». Quizás no hubiera muerto rápidamente, pero sí a nivel del alma. No fue tan difícil, más difícil fue dejar mi papel de «buena madre».

P: ¿A qué se refiere?
R: Mis niños ya no lo son, ya no soy madre. Tuve que dejar de preocuparme por mis hijos. Un pasaje importante fue que mi casa ya no era más su casa. Yo tengo dos hijas y cada una de ellas había dejado en mi casa dos tazas para el desayuno. Hace más de un año llegó una amiga y me ofreció dos tazones, no tenía sitio para ponerlas todas y decidí quitar las tazas de mis hijas. ¡Eso fue tremendo! Era un símbolo del vínculo con mis hijas y se trataba de cortar ese tipo de lazos. Entonces una dijo que “vale” y la otra dijo que “ni hablar” y volvió a colocar la taza en su sitio. Yo le dije: «pues tú haz lo que quieras, pero yo ya he hecho lo que tenía que hacer».

P: El desapego, entonces, ¿tiene que ver con conseguir una buena salud?
R: Sí, cuando estoy apegada a algo es que tengo miedo de perderlo y si tengo muchos apegos no puedo avanzar. Con mi libro “La mafia médica” todo se fue: el título de médica, la profesión… Cada uno tenemos cargas y apegos distintos.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Emily Brontë. Escritora británica



Emily Brontë (Thornton, Yorkshire, 30 de julio de 1818 - Haworth, Yorkshire, 19 de diciembre de 1848) Escritora británica. Conocida principalmente por la novela Cumbres Borrascosas (1847).Obra que es considerada un clásico de la literatura inglesa.

Emily era la quinta de seis hermanos. Sus hermanas serían también literatas de renombre.

 En 1820 la familia se trasladó a Haworth, donde su padre fue nombrado párroco anglicano.

En 1821 su madre muere. Tras la muerte de su madre y durante su infancia y las tres hermanas Brontë, Charlotte, Anne y Emily, junto a su hermano Branwell, inventaron un mundo de ficción formado por tres países imaginarios Angria, Gondal y Glass Town y solían jugar a inventarse historias ambientadas en él.



En 1824, Charlotte y Emily fueron enviadas con sus hermanas mayores, María y Elizabeth, al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire), donde cayeron enfermas de tuberculosis. En este colegio se inspiró Charlotte Brontë para describir el siniestro colegio Lowood que aparece en su novela Jane Eyre. María y Elizabeth volvieron enfermas a Haworth y murieron de tuberculosis en 1825. Por este motivo, y por las pésimas condiciones del colegio, la familia sacó a Charlotte y a Emily del internado.


En 1838, Emily empezó a trabajar como institutriz en Law Hill, cerca de Halifax. 

Más tarde, junto a su hermana Charlotte, fue alumna de un colegio privado en Bruselas, hasta que la muerte de su tía la hizo volver a Inglaterra. Emily se quedó a partir de entonces como administradora de la casa familiar.

La gran preocupación de sus últimos años fue el cuidado de Branwell, que resultó la "oveja negra" de la familia. Fracasado en la pintura, despedido del modesto empleo que había logrado en las oficinas del ferrocarril y expulsado de la escribanía de un tal Mr. Robinson por cortejar a su esposa, Branwell fue realmente la cruz de Emily. La adicción a la bebida fue extrema en los últimos años, añadiéndole además el consumo indiscriminado del opio. Emily, aunque severa, de temperamento intransigente y poco cariñosa, le atendió siempre con una paciencia y una abnegación ejemplares. Permanecía siempre en pie hasta que Branwell, ebrio y desvariando regresaba al hogar, lo que ocurría con frecuencia a altas horas de la noche, para ayudarle a acostarse. Parece que muchas páginas de Cumbres borrascosas y algunos de sus poemas fueron escritos durante estas vigilias.

En 1846, Charlotte descubrió por casualidad las poesías que escribía su hermana Emily. Las tres hermanas Brontë decidieron entonces publicar un libro de poesía conjunto. Para evitar los prejuicios sobre las mujeres escritoras, las tres utilizaron seudónimos masculinos. Los nombres que usaron fueron Currer Bell, Ellis Bell y Acton Bell . 

Las poesías de Emily son incomparablemente las mejores del tomo, no cabiendo duda de que es una de las mejores poetas de Inglaterra. Las de Anne, aunque no de tan alto nivel, son también superiores a las de Charlotte, cuyo talento era esencialmente novelesco. Sólo se vendieron dos ejemplares del libro, que pasó inadvertido; pero las Brontë no se desanimaron por ello y decidieron escribir una novela cada una.

En 1846 se publicó Cumbres Borrascosas, que se ha convertido en un clásico de la literatura inglesa a pesar de que inicialmente, debido a su innovadora estructura, desconcertó a los críticos.

Al igual que la de sus hermanas, la salud de Emily fue siempre muy delicada. Murió de tuberculosis a la temprana edad de 30 años, tras haber contraído un resfriado en septiembre en el funeral de su hermano. Fue enterrada en la iglesia de San Miguel de Todos los Santos en Haworth, West Yorkshire, Inglaterra.




Cumbres borrascosas ha sido llevada varias veces al cine desde la época muda. La adaptación más valorada mundialmente es la que William Wyler dirigió en 1939 con Laurence Olivier, Merle Oberon y David Niven en los papeles protagonistas. Pese a ser, como todas, una versión parcial de la novela, la cinta consigue no traicionar el espíritu de la historia y resulta dramática, romántica y viva. 
En 1953, Luis Buñuel hizo una adaptación aún más fiel a la novela en México, donde los personajes no son tan seductores como en la versión de 1939. Además, no se preocupa por adaptarla al gusto de Hollywood, sino que rescata sobre todo el espíritu extremo de los personajes. No hace ningún esfuerzo en hacer "querible" a Heatchcliff, porque lo quiere como lo expone Brontë: violento, burdo, inadaptado, resentido, y profundamente enamorado. No se esfuerza por dar a Catherine pinceladas de "humanidad", porque la quiere como es: caprichosa, histérica, frágil, con los defectos de toda niña mimada y profundamente enamorada. Además, la brecha de la diferencia social entre ellos dos se hace más notoria.