lunes, 27 de febrero de 2017

María Moliner, la mujer que escribió sola y a lápiz un diccionario dos veces más largo que el DRAE





“María Moliner hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana, dos veces más largo que el de la Real Academia de la Lengua, y –a mi juicio- más de dos veces mejor”, escribió el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez del diccionario que escribió la filóloga y lexicógrafa aragonesa María Moliner (Paniza, 1900 - Madrid, 1981) y del que este año se cumple medio siglo desde su primera edición.
“María Moliner hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana", dijo García Márquez
El influjo que ejercen las palabras sobre las personas tiene en María Moliner una expresión poderosa e iluminadora, ese tipo de experiencia que demuestra la forma en que las frases empujan más que cualquier ventisca. María Moliner fue una bibliotecaria comprometida e impulsó la creación de una red de bibliotecas rurales. Hacia 1950 inició la que sería su gran obra, el Diccionario de uso del español. Lo hizo con el objetivo de crear "un instrumento para guiar en el uso del español tanto a los que lo tienen como idioma propio como a aquellos que lo aprenden”.
“Estando yo solita en casa una tarde cogí un lápiz, una cuartilla y empecé a esbozar un diccionario que yo proyectaba breve"
Comenzó a escribirlo, exactamente, en el año 1952: "Estando yo solita en casa una tarde cogí un lápiz, una cuartilla y empecé a esbozar un diccionario que yo proyectaba breve, unos seis meses de trabajo, y la cosa se ha convertido en quince años", aseguró en una entrevista concedida a la prensa. Tras una larga y lenta labor, la primera edición contó con la fe y el apoyo de Dámaso Alonso, director entonces de la Biblioteca Románica Hispánica de la editorial Gredos, quien decidió impulsar el proyecto. Se publicó entre los años 1966 y 1967, en dos volúmenes.
Nada más salir a la luz el Diccionario de uso del español, escritores como Miguel Delibes o Francisco Umbral comenzaron a mostrar su fervor por él
Nada más salir a la luz el Diccionario de uso del español, escritores como Miguel Delibes o Francisco Umbral comenzaron a mostrar su fervor por él:  por su utilidad y la sencillez de su estilo, que rompía con la costumbre de definir los términos mediante frases enrevesadas y estereotipadas. Ese es, tal vez, su mayor logro: un estilo propio, moderno y práctico, que recogía en muchas ocasiones el habla de la calle, y que María Moliner supo imprimir a todas y cada una de las definiciones, con explicaciones claras, sin pretensiones, utilizando un vocabulario accesible para cualquier lector pero no por ello vacío de contenido ni falto de elegancia o sentido del humor.

Una mujer brillante en tiempos oscuros

Hija de un médico rural y de una madre con un especial sentido de la supervivencia y agudeza, María Moliner fue la segunda de tres hermanos. Entre 1918 y 1921 cursó la Licenciatura de Filosofía y Letras en la universidad de Zaragoza (sección de Historia), obtuvo un sobresaliente y Premio Extraordinario.  Al año siguiente, ingresó por oposición en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, y obtuvo como primer destino el Archivo de Simancas. De ahí pasa al Archivo de Hacienda de Valencia, ahí conocerá a Fernando Ramón y Ferrando, catedrático de Física, con quien se casa en 1925. Durante esos años  nacen sus dos hijos, a la vez que continúa su vida profesional, comienza a participar  en las empresas culturales que nacen con el espíritu de la II República. 
Su inclinación por el archivo, por la organización de bibliotecas y por la difusión cultural, la llevó a reflexionar y trabajar sobre las Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España
Su inclinación por el archivo, por la organización de bibliotecas y  la difusión cultural, la llevó a reflexionar  y trabajar sobre las Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España e incluso asumió un papel activo en la redacción de instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas, un trabajo vinculado a las Misiones Pedagógicas de la República. Dirigió la Biblioteca de la Universidad de Valencia, participó en la Junta de Adquisición de Libros e Intercambio Internacional, que tenía el encargo de dar a conocer al mundo los libros que se editaban en España, y desarrolló un amplio trabajo como vocal de la Sección de Bibliotecas del Consejo Central de Archivos, Bibliotecas y Tesoro Artístico, creado en febrero de 1937, en la que Moliner fue encargada de la Subsección de Bibliotecas Escolares.
Tras la derrota del bando republicano en la Guerra Civil Española, María Moliner regresó al Archivo de Hacienda de Valencia: dieciocho niveles por debajo del que tenía en el escalafón
Pero estalló la Guerra Civil Española y todo se vino abajo, derribado por los fuertes estragos de la contienda y los ajustes de cuentas que vendrían en los años siguientes. Tras la derrota del bando republicano, su marido  perdió la cátedra de Física y fue trasladado a Murcia. María Molinerregresó al Archivo de Hacienda de Valencia: dieciocho niveles por debajo del que tenía en el escalafón.  En la década de 1950, comienza la que sería su obras más luminosa en aquellos años de dictadura: el Diccionario de uso del español , en cuyos dos tomos se incluyen 1.750 entradas y más de 190.000 definiciones. Aunque ella ya confeccionaba anotaciones para un diccionario que corrigiera las deficiencias del DRAE, un hecho el terminó de acelerar su decisión de ponerse a trabajar: su hijo Fernando le trajo de París un libro que llamó profundamente su atención, el Learner’s Dictionary of Current English de A. S. Hornby (1948).
Escribir ella sola un diccionario cuya claridad y acierto fue reconocido de forma unánime no pareció mérito suficiente a los académicos de la RAE para incluirla entre sus filas
Semejante hazaña: escribir ella sola un diccionario cuya claridad y acierto fue reconocido de forma unánime no pareció mérito suficiente a los académicos de la RAE para incluirla entre sus filas. Dámaso AlonsoRafael Lapesa y Pedro Laín Entralgo la postularon para que fuera ella la primera mujer en entrar a la Academia. Pero el elegido, sería Emilio Alarcos Llorach. “Sí, mi biografía es muy escueta en cuanto a que mi único mérito es mi diccionario. Es decir, yo no tengo ninguna obra que se pueda añadir a esa para hacer una larga lista que contribuya a acreditar mi entrada en la Academia (...) Mi obra es limpiamente el diccionario. Más adelante agregaba: Desde luego es una cosa indicada que un filósofo -por Emilio Alarcos- entre en la Academia y yo ya me echo fuera, pero si ese diccionario lo hubiera escrito un hombre, diría: ¡Pero y ese hombre, cómo no está en la Academia!”, dijo Moliner en una entrevista en El Heraldo de Aragón, en  1972. La escritora Carmen Conde, primera académica, reconoció que tenía que haberlo sido antes Moliner. Y lo sugirió en su discurso de ingreso en 1979: "Vuestra decisión pone fin a una tan injusta como vetusta discriminación literaria".

10 Mujeres Revolucionarias que no estudiarás en los libros de Historia





La historia a menudo tiende a pasar por alto las contribuciones de las  Mujeres Revolucionarias que han sacrificado su tiempo y sus esfuerzos para trabajar en pro de un mundo mejor.  Y hay un montón de mujeres que han participado en las revoluciones en la historia y que han jugado un papel crucial.  Pueden ser mujeres de diferentes puntos del espectro político, algunas de ellas armadas con armas y algunas armadas con nada más que una pluma, pero todas han  luchado duro por algo en lo que creían. 


Nadezhda Krupskaya 






Mucha gente conoce a Nadezhda Krupskaya simplemente como la esposa de Vladimir Lenin, pero Nadezhda era una bolchevique revolucionaria y una política combativa.  Estuvo muy involucrada en una variedad de actividades políticas, incluyendo ser Viceministra de Educación de la Unión Soviética a partir de 1929 hasta su muerte en 1939, y una serie de actividades educativas.  Antes de la revolución, fue  secretaria del grupo Iskra. Después de la revolución, dedicó su vida a mejorar las oportunidades de educación para lxs trabajadorxs y campesinxs, por ejemplo, esforzándose por hacer que las bibliotecas estuvieran al alcance de todxs.



Constanza Markievicz 






Constanza Markievicz (née Gore-Booth) era una condesa anglo-irlandesa, revolucionaria, sufragista y socialista.  Participó en los esfuerzos independentistas irlandeses, entre ellos el Alzamiento de Pascua de 1916, en la que ella tenía un papel de liderazgo.    Fue condenada a muerte, pero fue indultada.
Constanza fue una de las primeras mujeres en el mundo que tuvo un cargo político (Ministra de Trabajo de la República de Irlanda, 1919 a 1922), y también fue la primera mujer elegida a la Cámara de los Comunes británica (diciembre de 1918) -una posición que ella rechazó debido a la política abstencionista del Sinn Féin.

Petra Herrera





Durante la Revolución Mexicana, las mujeres soldados conocidos como soldaderas entraron en combate junto a los hombres a pesar de que a menudo se enfrentan el abuso.  Una de las más conocidas de las soldaderas fue  Petra Herrera, que disfrazada de hombre fue conocida como "Pedro Herrera". Su liderazgo fue ejemplar, participó en la segunda batalla de Torreón en 30 de mayo 1914, junto con 400 mujeres. Desafortunadamente, Pancho Villa no estaba dispuesto a dar crédito a una mujer y no la promovió a General.  En respuesta, Petra dejó las fuerzas de Villa y formó su propia brigada de mujeres.



 Nwanyeruwa 







Nwanyeruwa, una mujer Igbo en Nigeria, desató una guerra corta, que se piensa fue el primer gran reto a la autoridad británica en África occidental durante el período colonial. El 18 de noviembre de 1929, tras  una discusión entre Nwanyeruwa y un hombre  del censo llamado Mark Emereuwa, por una cuestión de impuestos  se desató la Guerra de la Mujer. Alrededor de 25.000 mujeres de toda la región participaron en la protesta  hasta que obligan a los británicos a abandonar sus planes fiscales, así como la renuncia forzada de muchos Jefes Warrant.



Lakshmi Sehgal 









Lakshmi Sahgal, coloquialmente conocida como "Capitán Lakshmi", fue una revolucionaria del movimiento de independencia de la India, oficial del Ejército Nacional Indio, y más tarde,  Ministra de Asuntos de la Mujer en el gobierno Azad Hind.  En los años 40, formó parte de un regimiento formado  solo por mujeres que pretendían derrocar al Raj británico en la India colonial.  El regimiento fue uno de los pocos regimientos de combate formado por mujeres de la Segunda Guerra Mundial. Fue nombrado Rani Lakshmibai por otra famosa revolucionaria femenina en la historia de la India, una de las figuras principales de la rebelión india de 1857.



Sophie Scholl 



Revolucionaria alemana Sophie Scholl fue miembro fundadora del grupo de resistencia anti-nazi no violento La Rosa Blanca, que abogó por la resistencia activa al régimen de Hitler a través de panfletos anónimos y campañas de graffiti.  En febrero de 1943, ella y otros miembros fueron arrestados por repartir folletos en la Universidad de Munich y condenada a muerte en la guillotina. 


Blanca Canales 





Blanca Canales, nacionalista puertorriqueña que ayudó a organizar las Hijas de la Libertad, la rama femenina del Partido Nacionalista de Puerto Rico.  Fue una de las pocas mujeres en la historia que han llevado una rebelión contra los Estados Unidos, conocido como el Levantamiento de Jayuya.    El 30 de octubre de 1950, Blanca y otros tomaron las armas que había almacenados en su casa y se dirigió a la ciudad de Jayuya, haciéndose cargo de la comisaría de policía, quemando la oficina de correos, el corte de los cables de teléfono y enarboló  la bandera de Puerto Rico en desafío a la Ley Mordaza impuesta por EEUU.  Los nacionalistas fueron detenidos y condenados a cadena perpetua



Celia Sánchez 





La mayoría de la gente sabe quienes son Fidel Castro y el Che Guevara, pero menos personas han oído hablar de Celia Sánchez, una mujer fundamental en el seno de la Revolución Cubana. Incluso se ha rumoreado que era ella quien tomaba las decisiones.  Después del golpe de Estado, el 10 de marzo 1952,  Celia se unió a la lucha contra el gobierno de Batista.  Fue una de las fundadoras del Movimiento 26 de Julio, la líder de los escuadrones de combate a lo largo de la revolución, los recursos de grupos controlados, e incluso hizo los arreglos para el desembarco del Granma, que transportaba 82 luchadores de México a Cuba con el fin de derrocar a Batista.  Después de la revolución, Celia se mantuvo con Castro hasta su muerte.



Kathleen Cleaver Neal 





Kathleen Cleaver Neal fue miembro del Partido Panteras Negras y la primera mujer miembro de órgano de decisión.  Sirvió como portavoz y secretaria de prensa y organizó la campaña nacional para liberar ministro del Partido de la defensa, Huey Newton, que había sido encarcelado.  Ella y otras mujeres, como Angela Davis fueron fundamentales en la lucha de las Panteras Negras.





Asmaa Mahfouz 





Asmaa Mahfouz es una revolucionaria que desató en 2011 el levantamiento en Egipto a través de un blog, animando a otros a unirse a ella en señal de protesta en la plaza Tahrir.  Es considerada una de lxs líderes de la revolución egipcia y es una prominente miembro de la Coalición de la Juventud de la Revolución de Egipto.

sábado, 25 de febrero de 2017

El día en que Islandia se convirtió en el país más feminista del mundo



IslandiaDerechos de autor de la imagenWOMENS HISTORY ARCHIVES
Image captionUn día como hoy, hace 40 años, las mujeres de Islandia no fueron a trabajar, ni cocinaron, ni cuidaron de sus hijos: estaban de huelga.
Cuando Ronald Reagan se convirtió en presidente de los Estados Unidos, un joven muchacho islandés se mostró muy indignado.
"¡No puede ser presidente, es un hombre!", exclamó a su madre, al conocer la noticia en televisión.
Era noviembre de 1980 y Vigdis Finnbogadottir, una madre soltera divorciada, había ganado las elecciones presidenciales de Islandia ese verano.
El chico no lo sabía, pero Vigdis fue la primera mujer presidenta en Europa y la primera en el mundo elegida democráticamente jefa de Estado.
Muchos otros niños islandeses seguramente crecieron dando por hecho que presidir un país es cosa de mujeres.
Vigdis ocupó el cargo durante 16 años -que sembraron el camino para que Islandia llegara a ser conocido como "el país más feminista del mundo".

El "día libre" de las mujeres

Pero Vigdis insiste en que jamás hubiera llegado a la presidencia de no haber sido por los eventos que tuvieron lugar un soleado 24 de octubre de 1975.
Ese día, el 90% de las mujeres del país estaban de huelga.
El Día Libre de las Mujeres en Islandia, 1975Derechos de autor de la imagenWOMENS HISTORY ARCHIVES 
Image captionMás de 25.000 mujeres salieron a las calles de Reikiavik. Paralizaron el país por completo, y los bancos, escuelas y tiendas tuvieron que cerrar.
En lugar de ir a la oficina, dedicarse a las labores del hogar o a cuidar de sus hijos, tomaron las calles de Islandia para manifestarse por la igualdad de género.
Fue un evento -conocido en Islandia como "El Día Libre de las Mujeres"- que cambió la percepción sobre las mujeres en el país y ayudó a situarlo a la vanguardia de la lucha feminista.
Vigdis asegura que fue un momento decisivo.
"Lo que ocurrió ese día estableció el primer paso para la emancipación de las mujeres en Islandia. Paralizó el país por completo y abrió los ojos de muchos hombres", le contó Vigdis a la BBC.

Un "viernes largo" para los padres

Bancos, fábricas y tiendas tuvieron que cerrar, al igual que las escuelas y las guarderías, dejando a muchos padres sin más remedio que llevar a sus hijos al trabajo.
Fue una prueba de fuego para algunos de ellos, lo que explica el otro nombre con el que se conoce a este evento: el "Viernes Largo".
"Escuchábamos a los niños jugar mientras los locutores leían las noticias en la radio. Era bueno escucharlos, pues sabíamos que los hombres tenían que estar a cargo ese día", dice Vigdis.
Cuando los presentadores de radio llamaban a los hogares de zonas remotas del país, en un intento de averiguar cuántas mujeres se estaban tomando el día libre, quienes atendían el teléfono eran, la mayoría de las veces, los maridos que se habían quedado en la casa cuidando a los niños.

Un evento sin precedentes

"Lo que ocurrió ese día fue el primer paso para la emancipación de las mujeres en Islandia. Paralizó el país por completo y abrió los ojos de muchos hombres"
Vigdis Finnbogadottir
Kirstie Brewer
En su casa de Reikiavik, en entrevista con la periodista de BBC Kirstie Brewer, Vigdis sostenía en su regazo una fotografía en blanco y negro del mitin en el centro de la plaza principal de la ciudad -el mayor de los más de 20 que tuvieron lugar en todo el país.
Vigdis, su madre y su hija de tres años estaban entre la multitud de más de 25.000 mujeres que se reunieron para cantar, escuchar arengas y discutir ideas.
Fue un gran evento para una isla de tan sólo 220.000 habitantes.
En esa época, ella era la directora de arte de la Compañía de Teatro de Reikiavik y abandonó los ensayos generales para unirse a la manifestación, al igual que sus colegas femeninas.
"Había un gran sentimiento de solidaridad y fuerza entre todas esas mujeres que estaban en pie, en la plaza, bajo el sol", explicó Vigdis.
Las mujeres en Islandia obtuvieron el derecho a voto hace 100 años, en 1915 -tan sólo por detrás de Nueva Zelanda y Finlandia.
Sin embargo, en los 60 años que siguieron, sólo nueve mujeres ocuparon asientos en el Parlamento.
En 1975 había solamente tres mujeres diputadas, el 5% del Parlamento.
En comparación con el porcentaje de otros países nórdicos -entre el 16% y el 23%- la cifra de Islandia era una gran frustración.
La idea de la huelga fue una propuesta de las Red Stockings (medias rojas), un movimiento radical femenino fundado en 1970, que algunas mujeres islandesas consideraban demasiado confrontacional.
"El movimiento de las Red Stockings causó un gran revuelo por sus ataques contra la visión tradicional hacia las mujeres, especialmente por parte de generaciones anteriores, que siempre trataron de ser las perfectas amas de casa", le contó a BBC Ragnheidur Kristjansdottir, profesor de Historia de la Universidad de Islandia.
Pero cuando la huelga fue rebautizada como "El Día Libre de las Mujeres" consiguió un apoyo casi total.
"El programa del evento reflejaba el énfasis que se puso en la unidad de las mujeres de todos los estratos políticos y sociales", dice Ragnheidur.
----------------------------------------------------------------------------------

El sufragio femenino en el mundo

Una mujer vota en Rusia, en 1917Derechos de autor de la imagenGETTY
Image captionUna mujer vota en Rusia, en 1917.
1883: Nueva Zelanda
1902: Australia
1906: Finlandia
1913: Noruega
1917: Rusia Soviética
1918: Canadá, Alemania, Austria, Polonia
1919: Checoslovaquia
1920: Estados Unidos y Hungría
1928: Reino Unido (sufragio limitado desde 1918)
1971: Suiza
Fuente: Enciclopedia Británica
---------------------------------------------------------------------------

¿Y los hombres?

Pero, ¿cómo se sintieron los hombres al respecto?
"Creo que lo encontraron divertido, no recuerdo a ningún hombre enojado", dice Vigdis.
"Los hombres se dieron cuenta de que si se oponían a ello o se negaban a dejar que las mujeres hicieran la huelga, perderían su popularidad".
Pero hubo uno o dos casos reportados de hombres que no se comportaron tal y como describe Vigdis.
Women's History Archives Derechos de autor de la imagenWOMENS HISTORY ARCHIVES 
Image captionMiembros del comité organizador preparaban el evento.
Al parecer, al marido de una de las principales oradoras le preguntó un compañero de trabajo: "¿Por qué dejas que tu mujer aúlle así en lugares públicos? Yo nunca dejaría que mi mujer hiciera ese tipo de cosas".
Pero que el marido de la oradora le respondió: "Ella no es el tipo de mujer que se casaría con un hombre como tú".
Styrmir Gunnarsson era en esa época el redactor jefe de un periódico conservador, Morgunbladid, pero no tuvo ninguna objeción a la idea.
"Creo que jamás he apoyado una huelga, pero yo no vi esa acción como una huelga", le dijo a BBC.
"Era una petición de igualdad de derechos. Fue un acontecimiento positivo".
Ninguna mujer trabajó en el periódico ese día. Y, de acuerdo con Styrmir, ninguna dejó de cobrar o fue obligada a gastar un día de sus vacaciones.
Regresaron a medianoche para ayudar a terminar el número del periódico del día siguiente, que se publicó con menos páginas de las habituales (16 en lugar de 24).
"Probablemente, la mayoría de la gente subestimó el impacto de este día en aquella época; más tarde, tanto hombres como mujeres comenzaron a darse cuenta de que marcó un hito", dice Styrmir.
"Muchas empresas e instituciones se detuvieron y mostró la fuerza y la necesidad de las mujeres. Cambió por completo la forma de pensar".
El Derechos de autor de la imagenWOMENS HISTORY ARCHIVES
Image captionEl 90% de las mujeres de Islandia salieron a manifestarse en calles del país, un hito histórico.
Cinco años más tarde, Vigdis venció a tres candidatos masculinos en las presidenciales.
Se hizo tan popular que fue reelegida sin oposición en dos de las tres elecciones que siguieron.
Además, en la parlamentaria de 1983 aparecieron las primeras listas compuestas sólo por mujeres y un nuevo partido, el Women's Alliance (Alianza de Mujeres), ganó sus primeras diputadas.
En el año 2000 se introdujo el permiso de paternidad remunerado, y en el 2010 una mujer, Johanna Sigurdardottir, asumió por primera vez el cargo de primera ministra de Islandia -y fue la primera líder gubernamental en el mundo abiertamente homosexual.
Pero Saadia Zahidi, directora de Iniciativas de Género del Foro Económio Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) dice que Islandia todavía tiene un largo camino por recorrer.
"A pesar de que hay más mujeres que hombres en la universidad, la brecha de género persiste en el trabajo y las mujeres ganan menos que los hombres en puestos de liderazgo", advierte.
No obstante, Islandia encabeza el Índice Global de la Brecha de Género del WEF desde 2009, lo que significa que es el país del mundo donde hay más igualdad entre mujeres y hombres.
Y cuenta a día de hoy con 28 mujeres en su parlamento (el 44%).
"En Islandia decimos que los pasos se llenan rápidamente de nieve porque hay una tendencia a relegar las cosas a la historia, pero todavía hablamos de ese día. Fue maravilloso", dice Vigdis.

viernes, 17 de febrero de 2017

7 BRILLANTES CIENTÍFICAS QUE HAN DESAFIADO LOS ESTEREOTIPOS




Desafortunadamente existen muchos prejuicios con respecto a la capacidad de las mujeres para destacar en ciertos ámbitos de la vida social, política, cultural e intelectual. Sin embargo las mujeres han estado involucradas en la ciencia desde tiempos antiguos, a pesar de que su participación no sea tan celebrada o conocida como la de sus contrapartes  masculinos.  Estas son algunas científicas de las que quizá nunca leíste en la escuela pero que definitivamente han hecho valiosas contribuciones a diversas ramas de la ciencia:

1. Shirley Jackson (1916-1965)
Célebre por su trabajo en la física nuclear, fue la primera mujer afroamericana en obtener un doctorado de MIT.  Sus investigaciones se hicieron acreedoras a numerosos premios. 

2. Dorothy Hodgkin (1910-1994)
Hodgkin le debe su fama a su trabajo en la cristalografía de proteínas, ya que desarrolló técnicas de rayos x que ahora se aplican para obtener información sobre las estructuras tridimensionales de las moléculas. Sus descubrimientos sobre la composición de la vitamina B12 la hicieron acreedora al Premio Nobel de química. 

3. Gertrude B. Elion (1918-1999)
Elion fue una de las ganadoras de un Premio Nobel en fisiología en 1988 por descubrimientos relacionados con principios importantes para el desarrollo de tratamientos de ciertos fármacos. Específicamente,  uno de sus logros más notables fue la creación de un medicamento para el SIDA. 

4. Irène Joliot-Curie (1897-1956)
La hija de la afamada Marie Curie ganó el Premio Nobel de química en 1935 por el descubrimiento de la radioactividad artificial. Además junto a su esposo logró convertir el boro en nitrógeno radioactivo, el aluminio en fósforo y el magnesio en silicio. 

5.  Lise Meitner (1878-1968)
Meitner era un miembro clave del grupo de científicos que descubrieron la fisión nuclear. Sin embargo fue uno de sus colegas, Otto Han quien recibió un Nobel, a la fecha la exclusión de Meitner se considera como un gran error de parte del comité detrás del premio. 

6. Rosalind Franklin (1920-1958)
Las contribuciones de Franklin en el campo de la biofísica contribuyeron a la comprensión de las estructuras moleculares Su trabajo más notable involucraba la difracción por rayos x de imágenes de ADN, lo cual resultó en el descubrimiento de la doble hélice del ADN. 

7. Jane Goodall (1934)
Sus estudios en primates fueron un parteaguas y se le considera la principal experta en chimpancés en el mundo.  Ya que pasó 45 años estudiando las vidas sociales de estos animales en Tanzania